Cómo cultivar acerolas

Escrito por dale devries | Traducido por contributing writer
Cómo cultivar acerolas

Los frutos de la acerola crecen en racimos de dos tres.

David De Lossy/Photodisc/Getty Images

Acerola es el nombre común en español para el cerezo de Barbados, que es un arbusto tupido o un pequeño árbol que puede crecer unos 20 pies de alto (6,09 m). Su fruto se ve como una cereza. Tiene la piel roja brillante y mide de media a una pulgada de ancho (1,27 cm a 2,54 cm). La fama de la acerola comenzó en 1945, cuando se encontró en su fruto una gran cantidad de ácido ascórbico. Los jardineros del hogar pueden utilizarlo para hacer jugos, mermeladas y aderezos para postres. Un árbol joven no puede tolerar temperaturas bajo cero, pero uno maduro puede soportar caídas breves de temperatura por debajo de los 28 grados Fahrenheit.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una pala
  • Residuos orgánicos
  • Mantillo
  • Fertilizante para árboles cítricos
  • Tijeras de podar

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Cava un hoyo tan profundo como el recipiente que trajo la acerola cuando la adquiriste y el doble de ancho. Debes ubicarla en un lugar a pleno sol y con un buen drenaje del suelo. Si vas a plantar más de un árbol, el espacio entre ellos debe ser de al menos 15 pies de distancia (4,75 m). La primavera es el mejor momento de plantar.

  2. 2

    Limpia la tierra excavada de pastos, escombros y malas hierbas. Mejora el suelo añadiendo una parte de residuos orgánicos cada tres partes de tierra limpia.

  3. 3

    Remueve el árbol del recipiente y suavemente golpea la mayor parte del medio que crece alrededor de las raíces. Colócalo en el agujero y extiéndelas con cuidado.

  4. 4

    Llena el agujero de plantación hasta la mitad con la tierra que has mejorado y riega hasta saturarla. Esta acción afirma el suelo alrededor de las raíces. Continúa rellenando el agujero hasta que la tierra tenga el mismo nivel que el resto del suelo circundante o esté un poco más alta. Golpea con la mano firmemente para apisonarla alrededor del árbol.

  5. 5

    Riega el árbol para saturar la tierra inmediatamente después de haberlo plantado. El riego es muy importante para las dos primeras temporadas de cultivo. Échale agua cada dos días durante las primeras dos semanas y luego hazlo dos veces por semana durante quince días. Durante el resto de la temporada de cultivo, irriga profundamente una vez a la semana a no ser que haya suficiente lluvia.

  6. 6

    Extiende una capa de dos pulgadas (5,08 cm) de mantillo o humus en un diámetro de 3 pies (0,91 m) alrededor de la acerola. Los recortes de césped, la paja limpia o los restos de corteza se pueden usar para retener la humedad y mantener las raíces frescas durante el calor del verano. Mantén el mantillo separado unas tres pulgadas (7,6 cm) del tronco para que no acumule agua contra éste y lo dañe.

  7. 7

    Aplica un fertilizante para cítricos una vez que empieces a ver el crecimiento. Sigue las instrucciones del fabricante acerca de la cantidad a aplicar de acuerdo al tamaño del árbol, su edad y su ubicación.

  8. 8

    Poda el árbol a principios del otoño, luego de que hayas recogido los frutos. Corta las ramas muertas, rotas o enfermas y deshazte de ellas. Para desarrollar un árbol más ancho dobla las ramas más altas por la mitad. Para incrementar la cosecha en un árbol más grueso y tupido, corta las ramas finas alrededor de un tercio contra el tronco principal.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media