DESCUBRIR
×

Cómo cultivar anturios espectaculares

Actualizado 21 febrero, 2017

Los anturios, o flor de flamenco, son plantas tropicales que puedes cultivar en el interior y en todo tipo de climas. Usualmente rojos, los anturios vienen en muchos colores, desde el blanco hasta el rosa y del verde al bicolor. Y no necesitas vivir en un clima tropical para ser exitoso con los anturios: son buenas plantas de maceta para interior. Si lo deseas, en los meses de primavera y verano, puedes tenerlas afuera en un área donde no les de el sol directamente y después moverlas adentro cuando el otoño se aproxime.

Instrucciones

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images
  1. Selecciona una mezcla para macetas que tenga buen drenaje y una textura tosca, como la mezcla para cactus que tiene mucha arena.

  2. Mezcla una cucharada de abono y una de musgo de turba en la mezcla para macetas. Alrededor de una taza por cada maceta de un galón (4 l).

  3. Llena tres cuartos de la maceta con tu mezcla de tierra para macetas.

  4. Quita tu anturio de la maceta del invernadero y gentilmente afloja las raíces.

  5. Coloca tu planta en la maceta que preparaste con la mezcla para macetas y después esparce las raíces en el superficie de la tierra.

  6. Llena la maceta hasta una pulgada del borde con la mezcla que preparaste, y después cuidadosamente aplana la tierra alrededor de la base de la planta.

  7. Riega tu nueva planta a fondo. Permite que la tierra se seque un poco entre riegos, pero no permitas que se seque demasiado. Tampoco la mantengas muy húmeda.

  8. Mantén tu planta a una temperatura óptima. Los anturios prefieren temperaturas diurnas de entre 70°F y 90°F (21°C y 32°C) y temperaturas nocturnas de entre 70°F y 75°F (21°C y 24°C). No les caen muy bien las temperaturas por arriba de los 90°F (32°C), y no toleran las heladas o temperaturas por debajo de los 40°F (4°C).

Consejos

  • Responden bien a mucha luz brillante, pero no a a luz directa del sol.
  • Tu nueva planta no necesitará ningún fertilizante por varios meses después de que la plantaste, pero después de eso, fertilízala con fertilizante para todo uso diluido a la mitad de su fuerza.

Advertencias

  • Asegúrate de proteger a tu anturio de las heladas y las temperaturas frías.

Necesitarás

  • Plantas de anturio compradas en un invernadero
  • Macetas atractivas, al menos de un galón (4 l) de tamaño
  • Tierra para macetas
  • Musgo de turba
  • Abono
  • Desplantador
  • Agua