Por qué deberías permitir que las cosas pasen

Escrito por august mclaughlin | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail

Actitudes de "Súper Mamá" hacen camino para la tristeza

Por qué deberías permitir que las cosas pasen
¿Tratas de equilibrar trabajo y vida familiar? Sé realista acerca de lo que es posible. (Marili Forastieri/Photodisc/Getty Images)

Es difícil equilibrar las necesidades de la competencia que tenemos como mujeres, la maternidad, el deseo externo para la auto-expresión, la necesidad de facilitar o ayudar a proveer el bienestar para nuestra familia. Cualquiera de estas necesidades puede ser un trabajo de tiempo completo que requiere de nuestro esfuerzo y atención. Así que tratar de hacer más de una significa que tenemos que comprometernos.

— Jan Harrell, psicólogo

¿Quién es más feliz - las madres trabajadoras o las madres que se quedan en casa? La respuesta es discutible, pero un estudio reciente arroja alguna luz sobre las cosas que las madres que trabajan están en contra. Escrito por Katrina Leupp, una estudiante de doctorado de sociología en la Universidad de Washington, el estudio mostró que las madres que creen que pueden equilibrar el trabajo y la vida en casa con facilidad tienen mayor riesgo de síntomas depresivos que sus contrapartes femeninas más escépticas. Leupp analizó la información proporcionada por 1.600 mujeres, algunas de las cuales eran madres amas de casa y algunas madres trabajadoras. El Departamento de Trabajo de EE.UU. recogió los datos como parte de su Estudio Nacional Longitudinal de la Juventud de 1979. Las edades de las mujeres oscilaron entre 14 y 24 en el comienzo del estudio. Cada persona que participa en el estudio en curso tenía por lo menos 40 años de edad en el momento en que Leupp llevó a cabo su análisis. Se les preguntó a los participantes en qué medida estaban de acuerdo o en desacuerdo con las declaraciones sobre el lugar de la mujer en la sociedad y sobre el trabajo y el empleo de las mujeres casadas. Por ejemplo, una declaración afirmó: "Es mucho mejor para todos los interesados​​, si el hombre trabaja fuera del hogar y la mujer se ocupa del hogar y la familia". Otro dijo: "Las mujeres son mucho más felices si se quedan en casa y cuidan de sus hijos". A la edad de 40 años, las mujeres que fueron empleadas fueron significativamente menos propensas a experimentar síntomas depresivos, como tristeza, problemas para dormir, problemas para despertarse en la mañana y dificultad para concentrarse. Las mujeres que eran más escépticas acerca de la capacidad de equilibrar la vida laboral y del hogar con relativa facilidad mostraron menos síntomas depresivos que las mujeres que no lo eran. "Muchos estudios han demostrado que el empleo aumenta la salud mental de las mujeres", dice Leupp. "Yo estaba interesada en cómo las actitudes de las mujeres acerca del empleo y las familias que crían influyen en la depresión". Leupp expresó el resquicio de esperanza en un comunicado de prensa: "Puedes combinar felizmente la crianza de los hijos y una carrera, si estás dispuesta a dejar pasar un poco las cosas".

Las alarmas de humo emocionales

Por qué deberías permitir que las cosas pasen
¿Te sientes estresada? No permitas que la depresión y la ira se fortalezcan. Busca formas de relajarte y obtén ayuda de amigos y familiares. (Thinkstock Images/Comstock/Getty Images)

Los síntomas de la depresión son como las alarmas de humo emocionales, dice Jan Harrell, psicólogo clínico y autor de "Amar nuevamente: Crear relaciones sin culpa".

"Si no prestamos atención a una alarma de humo, con el tiempo éste se convierte en fuego y una alarma de fuego se apagará", dice Harrell. "Si no los tomamos en cuenta, el fuego se pone más caliente y los síntomas empeoran... hasta que consigan nuestra atención y tomemos las medidas apropiadas".

Mientras la fatiga ocasional, la tristeza o los lapsos de memoria son comunes y generalmente no son las causas de una alarma, vale la pena abordarlos si ocurren con frecuencia.

"El estándar de 'súper mamá' es un intento de evitar esa impotencia y pérdida", dice Harrell. "Se dice, 'Si soy una súper mamá, entonces voy a ser capaz de evitar el dolor'. Pero si nosotros, en nuestro intento de evitar el dolor, creamos la ilusión de que es posible para nosotros alcanzar el ideal de todo lo que hacemos, nos estamos preparando para los problemas. La depresión es la alarma emocional que nos permite saber que algo está mal en la forma en que estamos tratando de hacer la vida".

Si no abordas tus "alarmas" personales puede restar un valor mayor que tu bienestar emocional personal: Un estudio de 2006 sugiere que puede afectar a los padres, también. Los resultados del estudio, que involucró a 101 madres de lactantes, se han publicado en "Archivos de Salud Mental de la Mujer". Los autores del estudio encontraron una relación significativa entre los síntomas de la depresión postparto y una menor calidad de la unión madre-hijo.

Los síntomas de la depresión también pueden interferir con las relaciones conyugales, las amistades, la salud física y la capacidad de trabajo.

Negociación de renuncias

"Es difícil equilibrar las necesidades de competencia que tenemos como mujeres, la maternidad, el deseo externo para la auto-expresión, la necesidad de facilitar o ayudar a proveer el bienestar para nuestra familia", dice Harrell. "Cualquiera de estas necesidades puede ser un trabajo de tiempo completo que requiere de nuestro esfuerzo y atención. Así que tratar de hacer más de una significa que tenemos que comprometernos".

Las mujeres representan el 46 por ciento de la fuerza laboral en los Estados Unidos, de acuerdo con "College Times", y más de 9 millones de empresas están en propiedad de mujeres. Un enorme 71 por ciento de las mujeres en la fuerza laboral estadounidense tienen hijos.

Para las "súper mamás" que se sostienen con exigencias altas, los síntomas depresivos se asocian a menudo con la culpa, dice Leupp. "Sentir que es perfectamente aceptable que puedas necesitar ayuda y luego pedir ayuda es importante".

Una de las razones por las cuales las mamás que trabajan pueden exhibir una mejor salud mental en comparación con las mamás que se quedan en casa, dice Leupp, es el hecho de que reciben los descansos de la vida familiar. La satisfacción laboral también juega un papel. Buscar un respiro ocasional y participar en actividades donde encuentras una gran satisfacción personal puede hacer que sea más fácil dejar pasar el hogar y el estrés en el trabajo.

Caroline Johnson, una madre ex ama de casa que crió a cinco hijos, mientras lo hacía, también enseñó clases de educación de la comunidad.

"He hecho algo de dinero, pero esa no fue mi principal motivación", dice. "¡Yo quería estar con adultos!"

Si el tiempo personal es difícil de conseguir, aprovecha al máximo lo que tienes. Incluso los pequeños incrementos durante las siestas de los niños o los descansos entre reuniones de la oficina pueden hacer una diferencia.

Un cambio de actitud

Por qué deberías permitir que las cosas pasen
Tanto si trabajas o no, permítete disfrutar de tiempo con tus hijos. (Getty Images)

Los libros de autoayuda y los artículos web para superar el perfeccionismo, los síntomas depresivos y el estrés están disponibles en abundancia. Si bien estos materiales pueden ser útiles en el corto plazo, hacer frente a tus supuestos subyacentes es lo que más importa.

"Creo que es importante que la gente mire sus supuestos y medite sobre ellos con cada respiración", dice Harrell. "En la inspiración, recoge y recuérdate que 'Sólo puedo ser quien soy y puedo dar el paso que está en frente de mí. Y eso es suficiente'. En la exhalación, suelta todo lo que no te pertenezca:. juicio, miedo, ansiedad, expectativas".

Aunque la sociedad en su conjunto se ha vuelto cada vez más hacia la aceptación del empleo femenino, las mujeres siguen haciendo la mayor parte de las tareas del hogar, un escenario asociado con mayores tasas de depresión. Es importante crear un sistema de trabajo en equipo con tu cónyuge u otros miembros de la familia y cambiar tus puntos de vista para aceptar ese trabajo en equipo.

Ver el estrés en el trabajo es también una manera alternativa que puede ayudar a aliviar el estrés de una "súper mamá".

"Sabemos que los EE.UU. no tiene políticas favorables relativas a la familia en particular con respecto a los empleados que están criando niños pequeños", dice Leupp. "Creo que si la gente reconoce que, en concreto las mujeres, se aparten de las cosas que no van bien, puede ayudarles. Reconocer que esto se siente difícil, porque lo es. Esto no es difícil, porque no puedo hacerlo. Es difícil para todos".

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles