Cómo decirle educadamente a tu mamá que no se meta

Escrito por christy bowles | Traducido por barbara obregon
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo decirle educadamente a tu mamá que no se meta
La comunicación abierta entre los hijos y sus madres construirá relaciones sanas y duraderas. (Marc Debnam/Digital Vision/Getty Images)

La comunicación efectiva entre los hijos y sus madres es una parte esencial que mantiene una relación saludable y enriquece a ambas personas. A medida que creces y cambias, puedes descubrir que tu madre sigue siendo una cuidadora muy activa y presente. A veces, cuando se producen cambios en la vida y el niño comienza a experimentar una mayor independencia, una madre puede sentirse muy protectora y también entrar un poco en conflicto acerca de su nuevo papel en la relación. La comunicación abierta, respetuosa y límites firmes con respecto a tu independencia es un factor clave en el desarrollo de una relación sana y madura con tu madre.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

    Dile a tu mamá que ya eres grande, así que ya no necesitas que se meta tanto en tus asuntos

  1. 1

    Reflexiona sobre tus preocupaciones y frustraciones. Escribe en un diario o habla con un amigo o consejero, y haz un esfuerzo para delinear los principales problemas que están sucediendo en la relación. Tendrás que ser específico acerca de cómo tu madre está traspasando tus límites. Genera soluciones específicas para el problema. Por ejemplo, si te llama a menudo para saber cómo estás o te da consejos, puedes necesitar considerar cómo deseas limitar las llamadas telefónicas en forma que resulten razonables para ambos.

  2. 2

    Fija un tiempo para hablar en un lugar tranquilo y privado. Es importante planificar dónde y cuándo vas a comunicarle tus inquietudes para que ambos estén relajados y cómodos. Esto permitirá que expreses tus sentimientos y tengas una discusión abierta sin sentirte presionado por el tiempo o con otras personas presentes durante el debate. Dejar a un lado el tiempo para hablar en privado también le mostrará a tu madre que respetas sus sentimientos y la intimidad de su relación.

  3. 3

    Utiliza habilidades de comunicación eficaces, como la escucha activa y declaraciones de "yo". La escucha activa le muestra a la otra persona que estás dispuesto a escuchar y entender su punto de vista. Mediante el uso de declaraciones de "yo", expresas tus sentimientos sin culpas. Por ejemplo, puedes explicarle cómo te sientes cuando sus llamadas telefónicas frecuentes interrumpen tus actividades diarias. Evita echarle la culpa por tus problemas, y ten disposición para entender su punto de vista y las preocupaciones sobre tu bienestar.

  4. 4

    Discute soluciones razonables. Trata de llegar a un acuerdo acerca de cómo tu madre puede darte más espacio y también seguir participando en tu vida. Las soluciones pueden incluir que te de una cierta cantidad de tiempo para realizar las tareas u objetivos por tu cuenta y estás de acuerdo en discutir tu progreso en una fecha posterior. Las soluciones eficaces te darán una sensación de mayor independencia, al tiempo que permites que ella tome un papel de apoyo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles