Cómo lograr que las cosas estén mejor con tu mamá si se llevan muy mal

Escrito por chris brower | Traducido por noelia menéndez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo lograr que las cosas estén mejor con tu mamá si se llevan muy mal
Dile a tu mamá que quieres mejorar tu relación con ella. (Comstock/Comstock/Getty Images)

Tú y tu mamá pueden llevarse mal por varias razones, como por problemas del pasado, desacuerdos respecto a decisiones y estilos de vida, o simplemente pueden no llevarse bien en general. A pesar de que es probable que nunca sean mejores amigas, pueden arreglar las cosas. Tener una mejor relación será de ayuda para que exista menos estrés y la calidad de vida de ambas mejore. Es posible que intentar mejorar las cosas con tu mamá te lleve varios intentos, pero valdrá la pena.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Comprende a tu madre. Descubre por qué, por ejemplo, ella no quiere que salgas en citas con muchachos hasta que tengas 16 años. Tal vez tuvo malas experiencias al salir con muchachos cuando estaba en la escuela secundaria, conoce la tristeza y las frustraciones que vienen aparejadas y quiere que te abstengas hasta que piense que estás preparada a nivel emocional. Entender cómo razona te ayudará a ver que sus reglas y opiniones no son arbitrarias injustificadamente, a pesar de que no estés de acuerdo con ella.

  2. 2

    Identifica de qué forma contribuyes para que la relación no sea buena. Es fácil echarle toda la culpa a ella, pero es probable que tú aportes para que existan problemas entre ambas. Identifica las áreas en las que podrías mejorar y de qué forma contribuyen tus actitudes y acciones al problema, en lugar de mejorarlo.

  3. 3

    Hablen acerca de los problemas que existen entre ustedes. Hablen sobre lo que sienten, tranquila y racionalmente. Intenta comprender por qué no están de acuerdo.

  4. 4

    Evita gritar o comportarte mal. Háblale a tu madre. Permanezcan ambas sentadas en sus asientos y no levanten la voz. Si eliminan las emociones de la discusión, la tensión se apaciguará y será más fácil buscar una solución lógica.

  5. 5

    Pasen tiempo juntas haciendo actividades que ambas disfruten. Busca afinidades, pero también haz el esfuerzo de interesarte en lo que le gusta a ella e ínstala a que ella también se interese por tus gustos.

  6. 6

    Dense espacio. A pesar de que es bueno pasar tiempo juntas, no estén mucho tiempo juntas. Hablen sobre el nivel de comunicación que prefieren ambas. Tal vez estén perfectamente felices con una llamada telefónico día por medio, pero no pidas recibir cinco correos electrónicos diarios de tu madre. Para que todos puedan estar contentos, deben hacer concesiones.

  7. 7

    Comprende que no es necesario que estén de acuerdo en todo. Tú y tu madre pueden tener puntos de vista diferentes. Ella puede ser una republicana acérrima mientras que tú puedes ser una demócrata ferviente. Acepta que son diferentes, y si al hablar sobre política se generan grandes discusiones, entonces cambien el tema de conversación.

  8. 8

    Busca ayuda fuera, por ejemplo de un terapeuta familiar. Un profesional podrá precisar los problemas en su relación y la forma de mejorarlos.

  9. 9

    Comprende que es posible que nunca sean amigas íntimas. Pese a que quieras tener una relación más cercana con tu madre, esto puede no ser posible. Sin embargo, sí pueden llevarse de forma amistosa.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles