Cómo decorar las paredes de un dormitorio principal

Escrito por jennifer blair Google | Traducido por vanesa sedeño
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo decorar las paredes de un dormitorio principal
Puedes aplicar técnicas de acabado de imitación con pintura sobre las paredes del dormitorio para que tengan un aspecto texturizado. (David De Lossy/Digital Vision/Getty Images)

A la hora de decorar un dormitorio principal una de las primeras decisiones que debes tomar es el acabado de los muros. El color, el diseño y la textura que elijas generará un impacto importante en el aspecto general de la habitación y puedes usar esos elementos para crear un estilo específico en el espacio. Existen varias opciones para decorar las paredes de un dormitorio principal, por eso debes tener en cuenta factores como el presupuesto, el estilo que deseas y la mano de obra necesaria antes de decidir tu elección final.

Otras personas están leyendo

Pintura

La pintura, como está disponible en una variedad de colores y acabados, es una opción económica para renovar el aspecto de tus paredes sin esfuerzo. El color de pintura que elijas para el dormitorio debe ser relajante, con colores como el azul, el verde, lila, melocotón o beige. Para un cuarto pequeño elige un tono claro para que el espacio luzca más grande. Sin embargo, si el dormitorio es grande puedes optar por tonos más saturados de los colores anteriores. También puedes texturizar las paredes pintadas con técnicas de acabados de imitación pintando con esponjas o paños, para que luzcan como si fueran de piedra, mármol, cuero u otros materiales. Si prefieres un patrón, utiliza plantillas para aplicar diseños decorativos o un friso sobre la parte superior o inferior de los muros.

Empapelado

A menudo el empapelado se usa para cubrir las paredes de un dormitorio, pero la aplicación es más laboriosa que aplicar pintura y no se puede cambiar este acabado con facilidad. Sin embargo, el empapelado está disponible en una amplia gama de colores y diseños, de modo que permite modificar por completo la apariencia de una habitación. Algunos de estos papeles son texturizados y pueden generar un aspecto interesante al dormitorio. Si no deseas empapelar todos los muros del ambiente, cubre sólo la pared detrás de la cama con un papel estampado para que se convierta en el punto focal de la habitación. También puedes usar un friso de papel en la parte superior o inferior del muro para crear un efecto de diseño más sutil.

Yeso

Si te gusta el aspecto de las paredes con textura, un acabado con yeso es una opción atractiva para tu dormitorio. En general, puedes teñir o esmaltar el yeso antes de aplicarlo, de modo que podrás personalizarlo con un color que combine con la decoración del ambiente. A menudo se utiliza el yeso sobre los muros con un movimiento semicircular, pero puedes aplicarlo con una llana realizando el diseño que prefieras. El proceso de aplicación es más intenso que el de la pintura tradicional, pero es un acabado ideal para cubrir las paredes que están dañadas ya que puedes ocultar gran cantidad de defectos superficiales.

Paneles de madera

Para un dormitorio con estilo rústico los paneles de madera son ideales. Los cabeceros con paneles de madera son una opción atractiva, pero puedes conseguir paneles planos o con relieve elaborados con láminas de madera. Antes de instalarlos puedes pintarlos o teñirlos para personalizar el aspecto del material. Al igual que con el empapelado, puedes aplicar los paneles sobre una o dos paredes para generar interés visual o crear una pared principal. También puedes usar paneles sólo en la parte inferior del muro y darles una terminación con molduras.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles