Degeneración endotelial en perros con edema corneal

Escrito por cate burnette | Traducido por alejandra medina
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Degeneración endotelial en perros con edema corneal
(dog image by Zharskaya Leka from Fotolia.com)

También llamada distrofia corneal, la degeneración endotelial es un trastorno óptico que heredan los perros que puede presentarse como una córnea turbia e hinchada. Aunque normalmente no es dolorosa para el perro, esta es una enfermedad rara que a menudo puede rastrearse por condiciones sistémicas, como el hipotiroidismo, enfermedad de Cushing o enfermedades que estén relacionadas con el metabolismo del colesterol.

Otras personas están leyendo

Causas

La distrofia corneal en perros involucra el mal funcionamiento del endotelio (la capa interna) de la córnea cuando las lesiones del colesterol se han depositado entre ella y el marco del ojo. Los depósitos de colesterol pueden causar el endurecimiento o distrofia de la córnea, al igual que en las arterias coronarias. El mecanismo bombeante que mueve el fluido seroso alrededor del ojo se degenera prematuramente y la córnea se vuelve turbia con apariencia "vidriosa".

Síntomas de la enfermedad

La degeneración endotelial provoca acumulación de fluido (edema) en la córnea. Esto causa un cambio en el color que se convierte de claro a un color lechoso y opaco que normalmente comienza en un lugar de la córnea y en algún momento se expande al resto del ojo. Ya que la córnea se hincha, se vuelve propensa a ulcerarse, inflamarse y dañarse. Si la córnea se inflama, el perro puede presentar estrabismo, al tiempo que comienza a sentir dolor.

Pruebas de diagnóstico

Normalmente se recomienda que un veterinario haga una examinación completa en el ojo para descartar otras causas del edema corneal. Como el diagnóstico de distrofia endotelial es relativamente raro, otras enfermedades, como el glaucoma, uveitis y traumas deben descartarse como factores causales. Una vez que se han eliminado otras enfermedades, la raza y la edad del perro suelen tipificar la enfermedad.

Tratamiento

Esta enfermedad canina es progresiva e irreversible. No hay forma efectiva de regresar el ojo a su estado normal; el tratamiento se administra normalmente para disminuir la progresión de la degeneración y para tratar los síntomas. Los veterinarios pueden recomendar un ungüento de cloruro de sodio hipertónico (muy concentrado) o una solución para prevenir el edema en la córnea y para mantener la capa del ojo en estado saludable. Esta medicación generalmente es de por vida. Los antibióticos pueden recetarse si se desarrollan úlceras o inflamación.

Consideraciones

La degeneración endotelial es una enfermedad heredada y bilateral (de ambos lados) en los perros. Aunque se encuentra en todas las razas, se observa comúnmente en los chihuahuas, boston terriers y daschshunds y generalmente se diagnostica en perros jóvenes de entre 3 y 6 años de edad.

Precaución

Aunque esta enfermedad óptica en particular por lo regular no es dolorosa, las condiciones resultantes, como las úlceras y abrasiones en la córnea, pueden serlo, y debe considerarse acudir a emergencias veterinarias si ocurrieran. La degeneración endotelial raramente causa ceguera total, pero algunos perros pueden desarrollar un punto ciego alrededor de las lesiones del colesterol.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles