¿Cómo dejar de decir palabrotas?

Escrito por ehow contributor | Traducido por maría belén llanos
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo dejar de decir palabrotas?
Dejar de maldecir. (the talk. image by Serghei Velusceac from Fotolia.com)

Tal como el mal hábito de comerse las uñas, decir malas palabras es parte de la vida de muchas personas. A pesar de que parece difícil dejar de hacerlo, es igual que deshacerse de muchos malos hábitos. La clave para dejar de decir palabrotas es estar consciente de tus acciones y tener el poder para dejar de hacerlo.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Admite que tienes un problema con la blasfemia. Maldecir es un mal hábito. Antes de que puedas dejar de decir palabrotas, debes admitir que lo haces y que es un problema. Si admites que tienes un problema, te dará fortaleza para abandonar el mal hábito.

  2. 2

    Busca ayuda. Habla con alguien cercano a ti o alguien que veas con frecuencia sobre tu decisión de dejar de decir malas palabras. Luego diles que cada vez que te escuchen blasfemar, deben hacerte un llamado de atención.

  3. 3

    Ponte metas. El ponerte metas alcanzables, como dejar de decir malas palabras en los emails a tus amigos o en conversaciones telefónicas, te ayudará a ver progreso en deshacerte del mal hábito.

  4. 4

    Busca reafirmaciones de tu comportamiento. Ya sea bueno o malo, debes reafirmarte lo que estás haciendo. Un buen modo de hacerlo es hacer una jarra de palabrotas, en la que tienes que depositar un dólar cada vez que dices una mala palabra. Cuando finalmente te hayas deshecho del hábito junta toda la plata que has ahorrado y cómprate un regalo.

  5. 5

    Habla y escribe más despacio. Si bajas la velocidad en la que hablas o escribes cuando mandas emails u otra correspondencia amistosa, tendrás más tiempo para pensar las palabras que quieres expresar cómo estás sin usar malas palabras.

  6. 6

    Toma consciencia todo el tiempo. Si estás pensando en blasfemar todo el tiempo, es menos probable que se te escapen las malas palabras de la boca.

Consejos y advertencias

  • Recuerda, romper el hábito lleva tiempo. No te desalientes si no puedes romperlo de inmediato. No sucederá en un solo día. Algunas personas intentan usar una banda elástica en la muñeca y golpearla contra la piel cada vez que dicen una mala palabra. Sus mentes luego asocian el blasfemar con el dolor y los ayuda a detenerse.
  • No te obsesiones con romper el mal hábito a tal punto que eliges otras palabras que reemplazan a las malas palabras.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles