Cómo desarrollar las habilidades de lectura y escritura de tu hijo durante las vacaciones de verano

Escrito por jennifer fleming | Traducido por susana lópez millot
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo desarrollar las habilidades de lectura y escritura de tu hijo durante las vacaciones de verano
Los niños necesitan constantes estímulos para mantenerse estimulados a aprender y motivados a leer y escribir. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Los niños necesitan estímulos constantes para mantenerse interesados ​​en aprender y motivados para sobresalir. De acuerdo con las estrategias de enseñanza, uno de los patrocinadores de la Asociación Nacional para la Educación de Niños Pequeños indica, "los niños que tienen fuertes habilidades sociales y emocionales y una actitud positiva hacia el aprendizaje entran a la escuela listos y motivados para aprender". Las habilidades de comunicación, que consisten en la oratoria y la escritura, son componentes críticos del desarrollo de un niño. La escritura depende de la utilización y la comprensión del habla, lo que requiere el comando de idioma. Eso, a su vez, requiere el desarrollo del cerebro, que es estimulado por las estructuras sensoriales y motoras (o la mano y la coordinación del ojo), como indica por Dorothy Latham en su libro "Cómo aprenden los niños a escribir". La lectura es un componente fundamental del desarrollo de la comprensión y no debe ser abandonada durante el verano. Las actividades que los padres planifiquen e implementen durante los descansos educativos pueden promover el estímulo necesario para mejorar las habilidades de comprensión y expresión escrita.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Libros convencionales o electrónicos

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Construye la confianza del niño aumentando su vocabulario. Las palabras son poderosas herramientas que mejoran la capacidad del niño para expresarse. Saber cuándo y cómo usarlos efectivamente promueve el dominio del lenguaje y la expresión. Compra un libro de vocabulario que tenga un enfoque diario a construirlo y que sea apropiado para la edad. Haz que el niño lo complete dos veces durante las vacaciones de verano para asegurar la comprensión y el dominio.

  2. 2

    Pasa tiempo comunicándote con laboratorios de escritura. Designa al menos tres horas a la semana para mejorar las habilidades de escritura de los niños. Crea tareas de escritura que se centren en los acontecimientos actuales o nuevas palabras de vocabulario. El objetivo es mantener a los niños atentos al aprendizaje, mientras que desarrollan el vocabulario, el pensamiento crítico, la comprensión de lectora y la escritura.

  3. 3

    Inspira al niño a aprender exponiéndolo a nuevas experiencias. Realiza viajes semanales o salidas familiares a destinos culturales o extranjeros. Aunque muchos presupuestos son ajustados, los destinos cercanos como zoológicos, parques y museos nacionales son de bajo costo y educativos. Si prefieres viajar al extranjero, ten en cuenta la participación en las misiones de la iglesia o en los programas de extensión que patrocinan viajes baratos a países como Haití que necesitan voluntarios para los esfuerzos de recuperación. Los niños son curiosos por naturaleza, y a medida que exploran e investigan su entorno se les pedirá que hagan preguntas (quién, qué, dónde, por qué, cuándo y cómo) y la formulación de las relaciones entre sus descubrimientos y su conocimiento previo. Donde hay lagunas buscarán nuevos conocimientos.

  4. 4

    Desarrolla una rutina para el aprendizaje en los horarios diarios. La mayoría de los niños, desde preescolar hasta la adolescencia, han sido entrenados para seguir un horario y separarlos de este ciclo durante las vacaciones de verano interrumpe el proceso de aprendizaje. Debido a la naturaleza progresiva de aprendizaje, como señaló Latham, los padres deben desarrollar una sólida comprensión de la capacidad del niño para comprender nuevos conceptos y su ritmo de desarrollo de la maestría observando sus patrones de estudio. Asigna tareas específicas de lectura de verano, siendo consciente de los límites de tiempo de la asignación, del método de administración y del número de selecciones. Utiliza el tiempo de viaje entre destinos, además de por la mañana temprano y tarde en la noche, para estas actividades. Compra libros, CDs y otros medios de comunicación en las tiendas de regalos para que puedan leer antes de salir de los destinos de viaje y anima a los niños a escribir un resumen de su reciente exploración y presentarlo a su clase. Los niños son más propensos a leer o a buscar el conocimiento de un libro inmediatamente después de la participación directa en la actividad.

  5. 5

    Recompensa los logros con los objetos tangibles. Aunque los niños son curiosos por naturaleza y buscan instintivamente la aprobación y aceptación de sus padres, los incentivos ayudan a crear y mantener el interés. Compra un dispositivo de lectura electrónica para fomentar la lectura y la escritura. Un sacrificio personal que beneficia a su futuro podría traducirse en un rendimiento mejorado en el aula.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles