Cómo diseñar un cuarto de lavado y la cocina juntos

Escrito por judi light hopson | Traducido por roseberry fields
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo diseñar un cuarto de lavado y la cocina juntos
(Jupiterimages/Creatas/Getty Images)

Tener el área de lavado cerca de la cocina ayuda a ahorrar una buena cantidad de tiempo. Es muy sencillo revisar la lavadora o la secadora mientras estás cocinando o limpiando la cocina. Sin embargo, este proyecto multi tarea es ideal, si es que logras mantener ambas habitaciones limpias y organizadas. El plano debe incluir un espacio de almacenamiento que siga siendo útil incluso con el paso del tiempo. Tener perfectamente planeados los gabinetes, las repisas y las puertas deslizables también sirve para mantener la ropa sucia bajo control. La organización en la cocina requiere un uso efectivo de cada pulgada, para dejar un espacio bien definido y separado del cuarto de lavado. El verdadero reto es unir ambas habitaciones visualmente.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cinta métrica
  • Papel milimétrico o cuadriculado
  • Lápiz

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Mide el espacio interior para crear el cuarto de lavado y la cocina. Traspasa estas dimensiones al papel milimétrico para crear varios planos. Para empezar, obtén las medidas de la lavadora y de la secadora. Crea el ancho del cuarto de lavado de manera que sea igual a la de los aparatos y, de ser posible, añade 24 pulgadas (60 cm).

  2. 2

    Diseña la cocina alrededor del espacio del lavaplatos. Planea el fregadero de manera que quede debajo de una ventana exterior, tan solo como una opción. Establece este mueble, el lugar para la estufa y el refrigerador de manera que formen un "triángulo de trabajo". Imagina el refrigerador a la izquierda del lavaplatos y la estufa en una isla justo en frente del lavaplatos. Crea el triángulo asegurándote de que solo necesites dar algunos pasos para llegar a los tres muebles.

  3. 3

    Utiliza el mismo acabado en los gabinetes del cuarto de lavado y en los de la cocina. Por ejemplo, podrías adquirir todos los gabinetes en color blanco. Usa muebles en un tono negro para la parte baja y blanco para la parte superior. Asegúrate de que el área del cuarto de servicio se vea integrada naturalmente al espacio de la cocina y no como si se hubiera añadido después. Elige encimeras idénticas para ambas habitaciones.

  4. 4

    Coloca puertas deslizables o del tipo común para esconder los aparatos de lavandería. Descifra cómo mantener escondidas la lavadora y la secadora cuando no las uses y también cuida que las puertas combinen con la decoración de la cocina. Instala puertas plegables o deslizables que lleguen a la altura de la cintura, tan solo como algunas opciones. Coloca estantes, gabinetes y espacios para colgar ropa alrededor de las máquinas, ya sea que vayan detrás de las puertas o que se vean lo más ordenadas posible en caso de quedar expuestas.

  5. 5

    Usa cortinas, pisos y dispositivos de iluminación con el mismo diseño en ambos espacios. Podrías instalar persianas de color blanco en las dos habitaciones. Usa baldosas blancas y negras formando un patrón de tablero en toda el área. Coloca lámparas empotradas en los dos lugares. Los dispositivos de iluminación podrían ir cerca del techo, también con el mismo diseño para lograr unir ambas habitaciones.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles