Cómo diseñar duchas para discapacitados

Escrito por mark slingo | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo diseñar duchas para discapacitados
(handicap image by laurent gehant from Fotolia.com)

Las duchas pueden presentar obstáculos para los usuarios discapacitados. Un espacio de ducha para discapacitados debería contener adaptaciones para que los usuarios en sillas de rueda puedan utilizarlo de forma independiente. Estas adaptaciones no involucran grandes cambios a un diseño de ducha tradicional. Las consideraciones para el diseño de una para discapacitados incluyen el espacio, la altura y el acceso a los dispositivos, como asientos y barras de seguridad.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Mide el espacio disponible para la ducha. Usa una silla de ruedas real para determinar si existe espacio suficiente como para realizar maniobras de ingreso y de salida de la misma, transferirse a un asiento de ducha y quitar la silla.

  2. 2

    Asegúrate de que el piso de la ducha propuesta sea plano con amplios drenajes para que no esté resbaloso. Utilizar un plato de ducha no es posible pues las paredes podrían bloquear el ingreso de la silla. Incorpora una pequeña cresta en el diseño que bordee el ingreso a la ducha y contenga el agua dentro del área. Esto no es necesario cuando la ducha este en un "cuarto húmedo" apropiado.

  3. 3

    Crea privacidad para el usuario de la silla de ruedas en la ducha. Instala una cortina, una puerta corrediza o una puerta que se abra hacia afuera, dejando amplio espacio para que pase una silla a través de ella.

  4. 4

    Coloca los controles de operación de la ducha y sus componentes dentro del alcance del usuario. Esto incluye el duchador, los grifos, la bandeja del jabón y los controles de temperatura. El usuario debería poder alcanzar todos los componentes sin estirarse de su posición de sentado. Para usuarios no discapacitados, puedes instalar un soporte más alto separado para que puedan trasladar el duchador y bañarse con las manos libres.

  5. 5

    Instala un asiento de ducha a una altura a la que sea fácil transferirse desde y hacia la silla de ruedas. Un asiento plegable es una buena idea cuando el espacio es limitado.

  6. 6

    Instala barras de seguridad a una altura en donde puedan ser fácilmente agarradas por el usuario para soporte en caso de que se caiga. Las barras además deberían estar posicionadas para ayudar al usuario de la silla a transferirse desde y hacia el asiento de ducha.

Consejos y advertencias

  • Permite tanto espacio adicional en la ducha como sea posible para poder maniobrar la silla de ruedas evitando que se dañen las paredes y los accesorios de la ducha por accidente.
  • Si la ducha se ubica en un cuarto de baño, es mejor que las puertas del mismo se abran hacia afuera para permitir que el usuario de la silla pueda cerrarla detrás de él.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles