Cómo eliminar el musgo de ladrillo

Escrito por ehow contributor | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo eliminar el musgo de ladrillo
Puedes eliminar el musgo de tu calzada, pero debes tener en cuenta que éste es persistente. (moss image by daki from Fotolia.com)

El musgo tiende a adherirse a las paredes de ladrillo, calzadas y patios. Crece muy junto en grupos. Antes de que te des cuenta, tu calzada entera se puede cubrir con éste, especialmente si está en una zona de sombra. Hay varias maneras de acabar con él. Pero ten en cuenta: el musgo es persistente. Así que tendrás que hacerle frente en varias ocasiones.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Botella de spray
  • Lejía
  • Manguera de jardín
  • Hidrolavadora
  • Cepillo con cerdas duras

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Llena una botella de spray con cloro regular. No hay necesidad de diluirlo con agua.

  2. 2

    Rocía el musgo con la lejía. Observa cómo se convierte en blanco.

  3. 3

    Lava el cloro del ladrillo con tu manguera de jardín. Párate lo suficientemente lejos de manera que te encuentres fuera del rango de las salpicaduras de la lejía.

  4. 4

    Utiliza una hidrolavadora para los ladrillos de los patios y las calzadas. Tiende a salir más fácil si todavía está en crecimiento activo. Puedes comprar una hidrolavadora, pero son bastante costosas, por lo que es posible que desees alquilar o pedir una prestada.

  5. 5

    Establece la energía de la hidrolavadora por debajo de 3.000 por pulgada cuadrada de presión. Cualquier medida por encima de esa podría dañar el ladrillo. Mantén el tubo al menos a 12 pulgadas (30,47 cm) de distancia del ladrillo.

  6. 6

    Retira el musgo fuertemente adherido mezclando 10 por ciento de cloro con agua en un cubo. Usa un cepillo de cerdas duras para fregar el ladrillo. Enjuágalo con agua limpia.

Consejos y advertencias

  • Si usas lejía, prueba primero en un área pequeña. Espera varios días para asegurarte de que el ladrillo no cambie de color.
  • Usa guantes y protección ocular cuando utilices la lejía.
  • No rocíes las juntas del mortero con alta presión. Podrían dañarse.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles