Cómo enseñarle a los meseros a vender vino

Escrito por erin schreiner Google | Traducido por georgina velázquez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo enseñarle a los meseros a vender vino
(Elizabeth Hachem/Lifesize/Getty Images)

En muchos restaurantes, una gran parte de los ingresos proviene de la venta de vinos. Los clientes que llegan por el ambiente y un deleite para los sentidos, con frecuencia pueden ser persuadidos para comprar una copa más de su vino favorito. Debido a que el mercado del vino, particularmente vendido por copa, es bastante alto, estas ventas de vino pueden agregar grandes sumas de dinero. Para ser óptimamente exitoso en la mercadotecnia del vino, tu personal de servicio tiene que ser muy consciente de las complejidades que intervienen en la venta adecuada y el servicio de vino. Si tus meseros son conocedores de las reglas que rigen la presentación del vino, verás que tus ventas generales de vino crecerán.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Dale a tu equipo la información sobre los vinos en tu lista. Para que tu equipo sea efectivo vendiendo vino, van a necesitar conocimiento sobre el producto. Los clientes tienden comprar vino de un mesero que parece que tiene un desarrollado conocimiento del producto y da información descriptiva. Asegúrate de que tu equipo de meseros pueda identificar vinos y dé especificaciones sobre las regiones de origen y las combinaciones con los alimentos adecuados.

  2. 2

    Enseña a tu equipo de servicio a participar en la venta sugestiva. Mientras que muchos meseros detestan la venta sugestiva, es una técnica altamente efectiva que tiene mejor impacto en las ganancias. Enseña a tus meseros a ser educados y amigables cuando hagan recomendaciones a tus clientes y a que propicien la combinación de sus deliciosos platillos con una refrescante copa de vino de la casa. Tus meseros van a encontrar que luego de cierta práctica en la venta sugestiva, la táctica prueba que también resulta benéfico para ellos, ya que les da la oportunidad de mantener una conversación con los clientes e incluso puede incrementar las propinas.

  3. 3

    Ten degustaciones de vino regulares. No es suficiente con sólo informarle a tu personal sobre los vinos disponibles. Para lograr éxito en la venta de vinos, debes tener regularmente degustaciones de vino para que permitas que tu personal pruebe los vinos que sirven a los clientes. Un mesero que ha probado el vino, dará una descripción más vívida y comprensible del producto a compradores potenciales.

  4. 4

    Asegúrate de que el vino sea servido a la temperatura apropiada. Todo vino debe de guardarse en un área de almacenamiento que esté entre los 55 y 57 grados Fahrenheit (12,8 y 13,9 grados Celsius). Sin embargo, la temperatura apropiada cuando es servido varía dependiendo del tipo de vino. Los blancos necesitan ser enfriados antes de ser servidos a los clientes, la temperatura adecuada para algunos vinos blancos es de menos de 43 grados F (6,1 grados C). Por el contrario, los tintos requieren algún tiempo para que se entibien, la temperatura ideal para un vino tinto puede ser tan alta como 66 grados F (18,9 grados C).

  5. 5

    Entrena a tu personal para que presenten apropiadamente el vino a los comensales. Los bebedores de vino son conscientes del protocolo adecuado para servir vino y notarán o cuestionarán cualquier paso en falso. La primera cosa que un conocedor de vino esperará es la presentación de la botella. Tu personal debe siempre presentar la botella al cliente antes de abrirla, para que pueda inspeccionar la etiqueta y asegurarse de que la cosecha es correcta y que la etiqueta no muestre signos de desgaste excesivo. Si la etiqueta de la botella parece muy descolorida, sucia, o dañada por agua, los clientes cuestionarán cómo ha sido guardado el vino, ya que esto puede ser indicador de un almacenamiento inadecuado.

  6. 6

    Enséñale a tus meseros cómo servir con estilo. Después de la presentación de la botella, deben siempre abrirla frente al cliente, para que éste tenga la certeza de que no está siendo engañado. El mesero primero debe verter una pequeña cantidad en la copa y presentarla a la persona que inspeccionó la botella. Luego de que la persona dé su aprobación, el mesero debe servir el vino al resto de la mesa.

  7. 7

    Practica el vertido perfecto. Al verter el vino, el mesero debe tener extrema precaución para asegurarse de que el vino no gotee o sea derramado. Al final de cada copa, debe girar la botella en un movimiento pronunciado, conocido como broche de oro. Esto no sólo previene derrames, sino también impresiona a los comensales y muestra que tu personal está bien versado en las reglas propias del servicio de vino.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles