Cómo entrenar a un chihuahua para que acuda al llamado cuando se lo ordenes

Escrito por carol sarao | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Tu chihuahua puede ser pequeño, pero tiene inteligencia, personalidad y lealtad de sobra. De hecho, los chihuahuas suelen denominarse como "perros pequeños con personalidad de perros grandes" debido a su valentía y a su naturaleza aventurera. Es muy importante que le enseñes a tu chihuahua el comando "ven", también conocido como "llamada". No sólo es conveniente tener un comando para llamar a tu perro, sino que la obediencia a este comando básico podría salvar su vida. Y en general, la vida de tu mascota será mejor, ya que los perros con una buena obediencia a un comando de llamada obtienen mayor libertad y la diversión de explorar el mundo sin correa. Cuando enseñes la llamada, es importante que organices el entrenamiento para que tu chihuahua obedezca siempre. Lo peor que puedes hacer es permitirle a tu mascota que ignore el llamado, o (casi tan malo) que vuelva a deambular en su tiempo libre. Una llamada efectiva implica que tu mascota acuda inmediatamente al oírla, incluso en presencia de distracciones o tentaciones. Con la repetición y el refuerzo positivo tu chihuahua puede dominar el comando de llamada.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Golosinas para perros
  • Arnés
  • Correa larga y delgada

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Dale el comando "¡Ven!" cada vez que tu chihuahua esté corriendo hacia ti, ya sea que se esté acercando a ti a la espera de recibir una golosina, para darte la bienvenida o simplemente se aproxima a tu dirección general. Cuando lo veas acercándose, dile "¡Ven!" como una señal verbal. También puedes darle una señal visual llevando una mano hacia tu cuerpo, o abriendo ambos brazos. Cuando llegue a ti, dale una de las golosinas que has escondido en tu bolsillo para un momento como este, y felicítalo con palabras como "¡Bien hecho!" o "¡Buen perro!".

  2. 2

    Agáchate a unos cinco pies (1.5 metros) de distancia de tu chihuahua, agitando una golosina. Asegúrate de que sea algo que a tu perro le guste. Para aumentar las probabilidades de éxito, debes hacer esto dentro de la casa, donde existen menos distracciones. Con una voz alegre y optimista, di el nombre de tu perro y luego "¡Ven!". Probablemente ya se encuentre saltando hacia ti. Dale la golosina y dile "¡Bien hecho!".

  3. 3

    Repite este ejercicio muchas veces durante el día para reforzar la conducta positiva. En este momento también puedes comenzar a llamar a tu chihuahua cuando estés en la habitación de al lado preparando su comida. Haz el mayor ruido que puedas al abrir la lata o al hacer crujir la bolsa. Probablemente tu mascota se dirija directamente hacia ti; llámalo mientras escuchas que se aproxima. Felicítalo y dale su alimento cuando llegue a ti.

  4. 4

    Pídele a un ayudante (debe ser alguien que le agrade a tu chihuahua) que se siente a unos 20 pies (6 metros) de distancia, sosteniendo al perro. Llama a tu mascota por su nombre y dile "¡Ven!" mientras el ayudante lo suelta. Cuando llegue a ti, dale la recompensa y felicítalo. Pídele a tu ayudante que llame a tu chihuahua de la misma forma (agitando una golosina que tenía oculta en su bolsillo hasta ese momento) y que lo recompense y felicite cuando se dirija a él.

  5. 5

    Ponle una correa a tu chihuahua y llévalo al exterior. Llámalo, utilizando una voz agradable y camina hacia atrás. Recompénsalo cuando llegue a ti. Debido a que ahora habrán distracciones (olores interesantes en el aire y ruidos, tu chihuahua quisiera investigar) no te desanimes si tu mascota titubea o vacila un poco en este punto. La repetición es la clave.

  6. 6

    Repite este ejercicio varias veces (cada vez que camines con tu chihuahua) hasta que responda acercándose hacia ti con gusto y entusiasmo mientras caminas hacia atrás.

  7. 7

    Engancha una correa larga y delgada al arnés de tu chihuahua, y llévalo a algún lugar al aire libre pero delimitado, como una zona cercada. Deja que trote hasta cierta distancia, luego llámalo alegremente. Si viene, recompénsalo exuberantemente con elogios y golosinas. Si se distrae y se demora en acudir al llamado, tira suavemente de la correa para recordarle. Nunca arrastres a tu chihuahua hacia ti; esto simplemente es una señal, así como también es para prevenir que tu mascota salga corriendo.

  8. 8

    Lleva a tu chihuahua a la misma zona delimitada donde has estado trabajando con él y desengancha la correa. Deja que se aleje de ti y llámalo. Recompénsalo si viene hacia ti. Si no lo hace, vuelve a enganchar la correa y continúa trabajando con él.

  9. 9

    Continúa aumentando la dificultad de forma progresiva a través de la introducción de diversas distracciones (como otros perros y personas) al mismo tiempo que incrementas la distancia para la llamada, pero no pidas más de lo que sientes que tu chihuahua puede hacer. Sabrás que tu mascota está realmente entrenada para la llamada cuando abandone esa fascinante ceremonia de olfateo mutuo con otro perro para acudir con prontitud al llamado de su orgulloso dueño.

Consejos y advertencias

  • Nunca dejes que tu chihuahua corra sin correa a menos que estés absolutamente seguro que obedecerá la llamada.
  • Ten cuidado al tirar de la correa que está adjunta al arnés de tu chihuahua para evitar dañar sus delgados huesos y musculatura.
  • Nunca llames a tu chihuahua para regañarlo; esto le enseña a asociar la acción de acercarse a ti con consecuencias desagradables. Si tu mascota se está portando mal, dirígete a ella y corrígela gentilmente pero con firmeza.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles