DESCUBRIR
×

Cómo cuidar un akita

Actualizado 21 julio, 2017

El Akita, comúnmente llamado el Akita Inu, es una raza japonesa caracterizada por sus cualidades protectoras. Esta raza fue conocida por ser la que cuidaba a los niños de la familia mientras la mamá no estaba. Los Akitas generalmente llegan a pesar más de 100 libras. Son bastante leales pero también pueden ser muy protectoras y agresivas. El entrenamiento correcto a una edad temprana y el buen cuidado pueden ayudar a asegurar que tu Akita permanezca un largo tiempo en tu familia en forma saludable.

Instrucciones

    Cómo cuidar un Akita

  1. Cepilla tu Akita semanalmente usando un cepillo de cerdas duras. Los Akitas normalmente cambian el pelo una o dos veces al año, pero cuando lo hacen es importante cepillarlos a diario para juntar los pelos sueltos. Cepillarlos regularmente ayudará a mantener un pelaje saludable y brillante. Baña a tu Akita cada dos meses, o cuando esté sucio. Es fundamental bañar a tu Akita dos semanas después de que haya empezado a cambiar el pelo para librarse de los pelos restantes.

  2. Saca a pasear a tu Akita diariamente con una correa liviana y un collar. Los Akitas necesitan mucho ejercicio para mantener su peso y evitar su desgano y aburrimiento. Las caminatas rápidas o trotes son la mejor forma para que tu Akita queme energía, pero de vez en cuando puedes reemplazarlo por juegos en el patio.

  3. Comienza con el entrenamiento de obediencia con tu Akita lo más pronto posible. Los Akitas crecen a un tamaño grande y suelen ser agresivos y territoriales. Entrenar tu Akita a edad temprana ayudará a su socialización y conducta. Si no son entrenados a tiempo, los Akitas pueden transformarse en tercos y pueden no responder a las órdenes de sus amos.

  4. Alimenta a tu Akita con una dieta de comida canina nutritiva y evita darle sobras. Busca comida de perro que contenga carne, carne de ave o pescado. Si tu Akita está haciendo suficiente ejercicio, no te preocupes por su sobrepeso. La mejor manera de evitar la obesidad en los Akitas es alimentándolos sólo con comida de perro y golosinas para perros.

  5. Cepilla los dientes de tu Akita a diario con un cepillo de dientes especial para caninos y pasta de dientes para caninos. Limpia sus dientes como cepillarías los tuyos, asegurándote de hacer la limpieza por delante y detrás. No te preocupes si tu mascota traga la pasta dental, ya que tal pasta está hecha para ser tragada.

Consejos

  • Usa el cepillado de pelo y de dientes como una forma de vincularte con tu Akita.
  • Muchos refugios de animales y escuelas caninas ofrecen cursos de entrenamiento que te ayudarán a que tu Akita aprenda lo básico.

Advertencias

  • Nunca utilices pasta dental para humanos para cepillar los dientes de tu Akita porque puede ser peligrosa si la traga y tu Akita no podrá escupirla.

Necesitarás

  • Un cepillo de cerdas duras
  • Una correa de perro liviana
  • Un collar de perro
  • Un cepillo de dientes para perro
  • Un dentífrico para perros