Educación y ciencia

Cómo escribir una introducción a un sermón explicativo

Escrito por jani no heart | Traducido por cp mérida
Cómo escribir una introducción a un sermón explicativo

Un sermón explicativo intenta explicar textos de la Biblia de una manera honesta e imparcial.

George Doyle/Stockbyte/Getty Images

Muchas personas tienen una Biblia, pero les resulta difícil de entender. Uno de los objetivos principales de un predicador es ayudar a las personas a percibir los beneficios personales de los consejos bíblicos. En un sermón explicativo, la persona que habla selecciona uno o más textos bíblicos y elabora un discurso para explicarlos. Los expositores consideran la Biblia como la autoridad y la presentan honestamente sin prejuicios personales. Al igual que cualquier discurso, un sermón explicativo requiere que la introducción excitante que involucre mentalmente a la audiencia y mantenga su atención.

Nivel de dificultad:
Moderada

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Biblia
  • Acceso a Internet o diversos materiales de investigación

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Decide el tema y construye el cuerpo principal de la charla antes de la introducción. Coloca los puntos y los textos que deseas resaltar claramente en la mente para que la introducción mejore la comprensión de los mismos.

  2. 2

    Ten en cuenta la demografía de los que escuchan tu sermón. Las presentaciones pueden variar dependiendo de si el público está compuesto principalmente de hombres, mujeres, niños, ancianos, cristianos, no creyentes, nacionalidades o razas, etc. Por ejemplo, tú puedes decidir sobre una ilustración sobre un granjero al dirigirse a las zonas rurales de la comunidad, pero el cambio a un abogado al presentar el mismo tema en un área metropolitana.

  3. 3

    Define el tema y demuestra por qué es importante para el público. Por ejemplo, se le puede considerar el primer capítulo de los Salmos, que trata sobre la Palabra de Dios como la fuente de la felicidad. Comienza diciendo que todos deseamos la felicidad profunda, sin embargo, esta condición parece eludir a la mayoría de la gente. Colabora con esta declaración sorprendente con estadísticas como un estudio del Centro de Investigación de la Opinión Nacional, que reveló que el 76 por ciento de los solteros y el 60 por ciento de las personas casadas no se describen como "muy felices".

  4. 4

    Haz una pregunta que estimule el pensamiento. Una buena pregunta anima a la audiencia a pensar activamente en vez de escuchar pasivamente. Por ejemplo, podrías preguntar: "¿A dónde acudir en busca de consejo o consuelo cuando se siente desanimado?" o "¿Crees que el asesoramiento de las Escrituras puede corregir los problemas personales que te impiden encontrar la felicidad?".

  5. 5

    Prepara una ilustración que se relacione con el tema. Las mejores ilustraciones hacen las enseñanzas memorables. Cuando el público se relaciona con ellos, las ilustraciones pueden tocar las emociones y enriquecer un sermón. Mantenlo simple para que no ensombrezca los puntos principales de tu discurso. En cuanto al primer capítulo de los Salmos, es posible relacionar la frustración que experimentaría una persona si él o ella compraron un nuevo teléfono celular, pero no encontró el manual de instrucción en la caja. Del mismo modo, nuestras frustraciones pueden ser un resultado directo de la falta de consultar el manual de instrucciones escritas para los seres humanos.

  6. 6

    Transición al cuerpo principal. Una transición sin problemas conecta la introducción en el corazón del sermón para que los oyentes permanezcan atentos a los puntos más importantes. Puedes lograr esto con una breve declaración como "Pasemos ahora al primer capítulo del libro de los Salmos y considera lo que nuestro Creador proveyó para darnos una felicidad verdadera y perdurable".

Consejos y advertencias

  • Mantén la introducción breve, asígnale no más de una sexta parte del sermón. Si el sermón es de 30 minutos de duración, idealmente, la introducción debe ser de 5 minutos o menos.
  • Prepara un esquema en lugar de un manuscrito completo. Practica el sermón hasta que te sientas seguro de poder entregarlo sin estar atado a tus notas.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media