¿Qué especias pones en las albóndigas?

Escrito por adam johnson | Traducido por mariano salgueiro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué especias pones en las albóndigas?
Las albóndigas tienen distintos sabores dependiendo de las especias usadas. (Eising/Photodisc/Getty Images)

Ya sea que las sirvas encima de los espaguetis o en un plato con salsa y palillos, las albóndigas son una adición fácil y deliciosa para las comidas o para una fiesta. Puedes encontrarlas en platillos de todo el mundo, cada cual con su propio sabor distintivo. Si bien las albóndigas suelen consistir en bolas de carne picada, ya sea de vaca, pavo, pollo, cerdo, o algún otro sustituto de la carne, su sabor proviene de las especias mezcladas en su interior.

Otras personas están leyendo

Sal y pimienta

La sal y la pimienta pueden parecer opciones obvias como especias para albóndigas, pero son una parte integral de la creación de una albóndiga sabrosa. Con respecto a la sal, puede usarse sal de mesa, pero alternativamente puede agregarse sal sazonada para alcanzar un mejor sabor. Con respecto a la pimienta, debería usarse pimienta negra molida para equilibrar la salinidad y conferirle fuerza a las albóndigas. Para obtener albóndigas más picantes, usa pimienta de cayena.

Especias dulces

Las albóndigas no siempre tienen que ser saladas; en muchos platillos son, de hecho, más dulces, especialmente cuando se hacen con carne picada de cordero. Para darle un sabor dulce robusto, pueden usarse preparados de varias especias, o clavo de olor, nuez moscada y azúcar morena. Éstos también pueden combinarse con especias saladas para obtener albóndigas con un sabor más audaz y vibrante.

Especias verdes

Muchas albóndigas, en especial en los platillos italianos, tienen especias verdes. Pueden incluir albahaca u orégano, en el caso de las albóndigas italianas o mediterráneas, y cilantro o perejil, en el caso de las albóndigas de estilo asiático. Las especias verdes ayudan a crear un sabor más fresco y conferir complejidad al sabor.

Otros ingredientes

Además de la sal, la pimienta y las especias dulces y verdes, las albóndigas pueden sazonarse con varios ingredientes más. Algunos ejemplos incluyen cebollas picadas (blancas, amarillas, Vidalia o cebolla de verdeo) y ajo para darle más sabor. A veces se usa pan rallado, huevo e incluso crema para ayudar a mantener unidas a las albóndigas y brindarles densidad. Luego de combinar los ingredientes a gusto, las albóndigas pueden colocarse en una olla de cocción lenta o en una olla profunda para cocinarse a fuego lento en un caldo o salsa de tu elección.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles