DESCUBRIR
×

Filtro casero para vino

Actualizado 17 abril, 2017

Los filtros especiales son excelentes herramientas para los fabricantes de vinos, ya que ayudan a eliminar lo turbio de la preparación y aclaran el sabor. Los filtros comerciales de vino pueden ser muy caros, mientras que los caseros son igualmente efectivos y ahorran mucho dinero.

Wine and wine glasses image by Mykola Velychko from Fotolia.com

Filtrando el vino 101

Nunca filtres tu vino antes de que haya sido depositado y aclarado. Si lo haces, atascarás el filtro y estropearás tu vino. Recuerda lo siguiente: el propósito de filtrar es deshacerse de la levadura viva y de los trozos microscópicos de sedimento. Además, el filtrado puede quitarle al vino algo de su sabor y color.

Filtro de vino #1

Un modo simple de filtrar el vino es haciendo sifón a través de un embudo. Según jackkeller.net ("Dusty Wine"); el embudo puede tener un filtro de café o uno de papel secante para atrapar el sedimento. Esto es simple: haz sifón con el vino a través del filtro de café o de papel hacia otro contenedor. Para controlar el flujo del vino, usa una abrazadera de plástico en la manguera (del tipo que ves en las tiendas de artículos de oficina; usualmente vienen en negro y en diferentes tamaños). Si no se sigue este paso, el embudo podría rebalsarse y arruinar tu cuidadoso trabajo.

Filtro de vino #2

La manera más fácil de filtrar el vino es... con tiempo. Muchos fabricantes de vino simplemente se saltan el proceso entero de filtrado y dejan que la cuestión del sedimento se solucione por sí sola. Puede tomar más tiempo que con un filtro, pero sucede; probablemente dentro de unos pocos meses o un año. La mejor parte de esto es que tu vino eventualmente se aclarará y todavía tendrá todo su sabor y color. Cuando el vino está tan claro que incluso puedes leer un diario a través de él, está listo para ser servido.

Recursos