Cómo hacer frascos con capas de arena

Escrito por peggy epstein | Traducido por alejandra rojas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer frascos con capas de arena
(Ryan McVay/Digital Vision/Getty Images)

Hacer un frasco colorido con arena es un proyecto que es lo suficientemente fácil para los niños y también entretenido para interesar a los padres. Aparte de su apariencia decorativa, un frasco con arena también puede ser útil, su uso depende del tamaño del frasco que escojas. Por ejemplo: un frasco de arena pequeño que una vez guardó pimientos puede servir como pisapapeles, dos frascos de mayonesa con capas de arena de colores son lo suficiente pesados para servir como sujeta libros.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un frasco o botella de vidrio vacía
  • Suficiente arena blanca para llenar el frasco que escogiste
  • Nota: la sal de mesa puede ser un sustituto para la arena
  • Tiza en variedad de colores
  • Pintura de esmalte dorada o plateada
  • Una brocha pequeña
  • Un cuchillo de mesa
  • Papel periódico
  • Un tazón pequeño
  • Un embudo de papel
  • Goma blanca

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Cómo hacer frascos con capas de arena

  1. 1

    Empieza lavando y secando profundamente el frasco o la botella. Si es posible colócalo en el lavaplatos así estará brillante y completamente seco por el aire caliente.

  2. 2

    Luego, pinta la tapa de tu frasco o botella con pintura de esmalte dorada o plateada. Se pueden utilizar otros colores, pero los tonos metálicos le dan un buen acabado a tu proyecto.

  3. 3

    Ahora que estás listo para tu frasco de arena, piensa acerca de los colores que te gustaría utilizar y las posibles combinaciones de colores.

  4. 4

    Tu frasco de arena parecerá rayado, así que necesitas por lo menos dos colores.

  5. 5

    Trabajando sobre papel periódico para proteger el área de trabajo, vierte en el tazón una pequeña cantidad de arena o de sal. Luego raspa el lado de una pieza de tiza con el cuchillo, dejando que el polvo caiga en el tazón. El raspado será muy fino casi como la apariencia del polvo. Detente a menudo y revuelve con el cuchillo para determinar si has alcanzado la intensidad del color que deseas. Cuanto más polvo de tiza agregues más oscuro será el color.

  6. 6

    Haz un embudo con un pedazo de papel enrollándolo como un cono y pegándolo, y deja un pequeño agujero al final donde podrás verter la arena o la sal.

  7. 7

    Vierte el primer color en el frasco, decide si quieres líneas gruesas o delgadas. Para un jarrón pequeño necesitarás utilizar capas muy delgadas, también puedes hacer líneas delgadas en un frasco grande aunque las capas más gruesas le dan un acabado más audaz.

  8. 8

    Coloca la arena o sal sobrante a un lado (en una pila sobre el periódico), mientras continúas con el siguiente color.

  9. 9

    Si estás alternando colores con blanco recuerda que tienes que utilizar sal simple o la arena sin tiza.

  10. 10

    Continúa agregando capas al frasco con varios colores. Llénalo completamente para que las capas no se muevan.

  11. 11

    Pega la tapa al frasco.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles