DESCUBRIR
×

Germinación y diferentes tipos de semillas que germinan

Actualizado 03 agosto, 2018

Durante la maduración, una semilla viable produce una capa germinal embrionaria a partir de la cual una planta nueva brota durante el proceso llamado germinación. Las condiciones óptimas para la germinación varían, dependiendo de las diferentes necesidades culturales de los diferentes tipos de semillas. Las semillas viables a veces permanecen en estado latente porque las condiciones desfavorables impiden su germinación. la manipulación ambiental o cultural puede romper la latencia de las semillas y coartar el crecimiento de nuevas plantas.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Semillas que germinan en la oscuridad

La presencia de la luz inhibe el crecimiento de algunas semillas, incluidas las semillas de girasol y pelargonio, que son incorrectamente llamadas geranios. Deben tener oscuridad para germinar con éxito. Los jardineros siembran estas semillas directamente en la tierra y las cubren con tierra de jardín, o las siembran en un medio adecuado y las cubren con el medio. En la naturaleza, algunas semillas caen de las plantas sobre la superficie del suelo, pero son cubiertas por hojas caídas, agujas de pino o recortes de hierba. El mantillo sirve como un bloqueo natural, impidiendo que la luz llegue a las semillas en desarrollo.

Creatas Images/Creatas/Getty Images

Semillas que germinan en la Luz

Algunas semillas, como las de impatiens y petunias, tienen que ser sembradas en la superficie para permitir la exposición a la luz. Si se cubren, no van a germinar. Aunque la exposición a la luz es esencial para la germinación, también aleja el agua de las semillas en desarrollo. Estas semillas brotan mejor si se las presiona ligeramente en el suelo de modo que conserven contacto con un ambiente húmedo. Una capa de malla se emplea a menudo para evitar que las aves coman las semillas expuestas.

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Semillas que germinan después de la escarificación

La latencia externa ocurre cuando la capa exterior dura de una semilla la hace impermeable a la absorción de agua y gases esenciales. La alteración de la cubierta de la semilla para permitir el paso de estos nutrientes al embrión de la semilla en desarrollo se llama escarificación. En la naturaleza, las semillas que pasan el invierno al aire libre experimentan congelación y descongelación. Este proceso natural agrieta las capas duras de las semillas, un proceso que puede ser duplicado a través del esfuerzo humano por cortes en la cubierta de la semilla, el limado de la cubierta de la semilla o el uso de papel de lija para raspar la cubierta de la semilla. Las semillas de morning glory y moonflower tienen cubiertas de semillas muy duras y experimentan mucho más altas tasas de germinación cuando son escarificadas.

Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images

Semillas que germinan después de la estratificación

La latencia interna se produce como resultado de la respuesta interna de una semilla a la supervivencia desfavorable estacional de la planta latente. Una disminución de brotes e incluso la muerte se produciría si las semillas de algunas plantas perennes germinaran durante el invierno. Su latencia interna se rompe con la llegada del clima más cálido de primavera. Las semillas de árboles y arbustos, incluyendo cornejo, magnolia, y buckeye, se pueden sembrar afuera en otoño o enfriarse en el refrigerador para la siembra en la primavera siguiente.

Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images