Hazlo tú mismo: filtro biológico para estanque usando una cubeta Rubbermaid

Escrito por jacqueline jull | Traducido por pei pei
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Hazlo tú mismo: filtro biológico para estanque usando una cubeta Rubbermaid
Sin importar su tamaño, cada tanque requiere de filtración. Ese es el secreto para gozar de aguas limpias y cristalinas. (Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images)

Los biofiltros son una forma saludable, racional y ecológica de mantener en buen estado el agua de tu pecera o estanque. Estos mecanismos funcionan haciendo pasar el agua sobre algún tipo de material poroso en el que viven ciertas bacterias benéficas. Las bacterias consumen el material de desecho del agua sucia y la convierten en una sustancia utilizable por las plantas. En este punto, el agua resultante es aún ciertamente nociva para tus peces, por lo que, antes de que vuelva al estanque, se debe hacer correr a través de un lecho de tierra y raíces de plantas para quitar el último residuo de productos peligrosos. En resumen, es este un sistema de filtración biológica hidropónica.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cubo, cubeta o recipiente grande Rubbermaid
  • Bandeja profunda Rubbermaid
  • Cemento plástico
  • 2 yardas (1,80 metros) de tubo de 3/4-pulgada de pulgada (1,8 centímetros)
  • Taladro con broca de 3/4 de pulgada (1,8 centímetros)
  • Perlita o vermiculita
  • Tierra
  • Colador de cocina
  • Esponja o fibra verde lavatrastes
  • Semillas
  • Agua hirviendo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Haz dos agujeros a cada lado de la cubeta o recipiente Rubbermaid, uno cerca del fondo y otro cerca del borde superior. Asegúrate de que la broca coincida con el tamaño de los tubos que vas a utilizar. Revisa las perforaciones y quita bien las rebabas. Cuida que no queden trozos de material en el interior del recipiente.

    Hazlo tú mismo: filtro biológico para estanque usando una cubeta Rubbermaid
    El cubo debe ser preferentemente de plástico del tipo Rubbermaid, esto para evitar la oxidación, pero también puedes utilizar madera o metal tratados. (Thinkstock/Comstock/Getty Images)
  2. 2

    Conecta los tubos. Utiliza pegamento de construcción o cemento plástico para asegurarlos bien y no dejes de darles varias horas o un día entero para secarse. Los tubos que vas a conectar deberían ser cada uno de al menos una yarda (90 centímetros) de longitud. Recuerda que uno debe llegar a la bomba y el otro a la bandeja o recipiente donde irá la planta.

  3. 3

    Perfora un agujero del mismo tamaño que los que hiciste en el cubo, en un extremo del recipiente donde quedará la planta (la bandeja Rubbermaid). Sigue el mismo procedimiento para asegurarte de que no queden rebabas ni residuos.

  4. 4

    Perfora algunos agujeros adicionales en el extremo opuesto del primer agujero, en la bandeja donde irá la planta. Estos deben ser más pequeños, de no más de unos pocos milímetros de ancho, pero debes hacer varios a lo largo de todo el extremo.

    Hazlo tú mismo: filtro biológico para estanque usando una cubeta Rubbermaid
    La broca que utilices debe ser del tamaño apropiado o tendrás que empezar de nuevo o corregir los agujeros. (Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images)
  5. 5

    Une el extremo del tubo que ya está unido a la parte inferior de la cubeta, en el único agujero grande de la bandeja. Sella la unión de manera similar utilizando cemento plástico. Deja reposar durante un día antes de intentar moverlo.

  6. 6

    Enjuaga todas las rocas y el sustrato que vas a utilizar. Las piedras rojas volcánicas por ejemplo, deben remojarse y enjuagarse varias veces para retirarles todo el polvo. La perlita, la vermiculita y la tierra sólo necesita un único enjuague rápido en un colador de cocina viejo.

  7. 7

    Coloca las piedras volcánicas en el cubo o cubeta. El nivel de las rocas debe llegar justo por encima de la mitad. Asegúrate de que las rocas son todas de un tamaño mediano similar, de manera que ninguna pueda irse al fondo y obstruir del sistema.

  8. 8

    Coloca una capa gruesa -de hasta una pulgada (2,5 centímetros) de espesor- de perlita o vermiculita en la parte inferior de la bandeja donde irá la planta. Pon encima una capa de tierra del mismo espesor.

    Hazlo tú mismo: filtro biológico para estanque usando una cubeta Rubbermaid
    Recuerda que para este proyecto debes usar tierra para macetas y no tierra vegetal, ya que esta última -aunque cuesta menos- es escasa en nutrientes y en general de mala calidad para las plantas en crecimiento. (Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images)
  9. 9

    Coloca la bandeja de la planta en el borde superior del tanque, de manera que los agujeros pequeños queden de frente sobre el agua. Pon el cubo con las rocas volcánicas ligeramente por encima de esta altura. Puede que tengas que utilizar una pequeña escalera o un banco para este fin.

  10. 10

    Vierte el agua sobre la bandeja para la planta. Humedece el sustrato y deja que se asiente. Si notas que algunos gránulos de perlita o vermiculita de salen a través de los agujeros pequeños, cúbrelos con una capa fina de esponja.

  11. 11

    Conecta el tubo superior del cubo con roca volcánica a la bomba de agua. En este punto no deberías necesitar pegamento. Si el tubo no se ajusta en el extremo de salida de la bomba, empápalo en agua hirviendo y prueba de nuevo.

  12. 12

    Planta algunas semillas de una planta frondosa que crezca en la bandeja. La mayoría necesitará varias semanas para establecerse. Las plantas que elijas no deberían ser altas, sólo amplias y frondosas. Algo como la lechuga funcionará muy bien.

  13. 13

    Coloca la bomba en el agua y enciéndela. No hagas esto con tus peces dentro del estanque o acuario. En vez de eso, acciona el filtro varias semanas antes de que pongas los peces, para permitir que las bacterias colonicen en las rocas volcánicas y las plantas comiencen a crecer.

Consejos y advertencias

  • No pongas peces en el tanque hasta que las plantas empiecen a crecer. Ten en cuenta que esto tomará varias semanas.
  • Nunca apuntes el taladro hacia ti o hacia otra persona mientras estás haciendo los agujeros.
  • No fijes el sistema de la bomba hasta que todas las piezas estén en su lugar para que no inundes el área y desperdicies el agua.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles