Cultura y ciencia

Herramientas de evaluación para preescolar

Escrito por julie christensen | Traducido por maría j. caballero
Herramientas de evaluación para preescolar

El objetivo de estas evaluaciones es el desarrollo de la programación basada en las necesidades de los niños.

little girl in lawnchair image by Lisa Eastman from Fotolia.com

Los niños en edad preescolar aprenden a través de la exploración activa de su mundo, por lo que las herramientas de evaluación más útiles para ellos son interactivas, basadas en el juego y las que permiten una mayor flexibilidad. Si bien los psicólogos y otros especialistas pueden utilizar pruebas de detección y diagnóstico para determinar la causa de un retraso en el desarrollo, la mayoría de las evaluaciones en el aula se utilizan para determinar las fortalezas y debilidades de los niños, las preferencias de aprendizaje y registrar el progreso. Puedes usar una variedad de éstas varias veces en el transcurso de un año para obtener una imagen más exacta y bien redondeada del desarrollo de un niño.

Otras personas están leyendo

Observaciones anecdóticas

Las observaciones anecdóticas están inevitablemente sesgadas por los antecedentes del profesor y las preferencias personales, pero ofrecen una visión naturalista de la vida de un niño. Mantén cerca un cuaderno pequeño para anotar el diálogo, la interacción y los comportamientos que observas durante todo el día. Es posible que te dispongas a ver y registrar cuestiones específicas sobre ciertos comportamientos, como el nivel de juego de un niño o su habilidad para usar las tijeras o puedes registrar cosas al azar durante el transcurso de la clase. Organiza tu cuaderno de acuerdo a las tareas de desarrollo o permite unas pocas páginas para cada niño en tu clase. Anota las conversaciones y actividades tal y como las ves. Si deseas grabar tus propios pensamientos o impresiones, ten en cuenta que estás grabando tus opiniones. Toma notas con frecuencia para obtener una imagen precisa en el tiempo y para registrar el crecimiento. Todos los maestros en el aula deben contribuir con observaciones anecdóticas.

Portafolios

Los portafolios incluyen muestras de trabajo, conversaciones grabadas e ideas, dibujos, fotografías y proyectos de arte. Organiza uno para cada niño en una carpeta o una cubierta de 3 anillos, usando protectores de plástico de hoja para cada página. Al escribir cada unidad curricular, planea al menos dos o tres muestras de trabajo que se incluirán en éste, pero también busca algunas significativas que se produzcan espontáneamente. Los portafolios proporcionan una prueba tangible de los intereses del niño, su crecimiento y experiencia en el preescolar. Los padres y los hijos consideran estos libros especiales y son un excelente vehículo para el diálogo en las reuniones entre estos y los maestros.

Evaluaciones formales

Las universidades, los distritos escolares y varias empresas privadas han desarrollado evaluaciones más formales que pueden utilizar listas de control, preguntas o juegos para calcular los conocimientos de un niño o su desarrollo. Estas pruebas se realizan a través de la observación o interacciones uno a uno. Por ejemplo, una lista de comprobación para el desarrollo de la alfabetización puede incluir tareas como escuchar rimas, reconocer las letras o la comprensión de los conceptos impresos. Las observaciones cuidadosas durante el tiempo de la historia y las actividades de alfabetización, son necesarias para completar estas evaluaciones. Otras pueden requerir que pruebes a un niño haciéndole preguntas específicas sobre él. Éstas se realizan generalmente dos o tres veces al año. Cuando se administran evaluaciones formales, mantén la diversión por aprender y para cuando el niño exprese frustración o estrés. Cuando administres cualquier prueba, considera las diferencias culturales y lingüísticas. Por ejemplo, un marcador para el autismo es la capacidad del chico para hacer contacto con los ojos; sin embargo, en muchas culturas, el contacto visual es una señal de falta de respeto.

Evaluaciones basadas en juegos

Las evaluaciones basadas en juegos, son similares a las observaciones anecdóticas, en que estás grabando al niño en un entorno lúdico natural. La diferencia es que el maestro involucra activamente al chico para obtener información específica. Éstas proporcionan información sobre el lenguaje y el desarrollo motor y social-emocional y son muy eficaces para todos los chicos, sin las limitaciones de algunas otras formas de evaluación, en el trabajo con niños con necesidades especiales, lenguaje limitado o barreras culturales. Éstas se realizan mejor con al menos dos personas. Una juega con el niño, mientras que la otra hace observaciones. A menudo, un terapeuta ocupacional, un psicólogo y un fonoaudiólogo contemplarán el esparcimiento en forma conjunta, haciendo comentarios sobre la base de su propia experiencia.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media