Ideas para mantener alejados a los gatos de los sillones de cuero

Escrito por jonae fredericks Google | Traducido por alejandra rojas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ideas para mantener alejados a los gatos de los sillones de cuero
Sorprende a tu gato. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

A diferencia de los perros que viven para complacer a sus dueños, los gatos viven para complacerse a si mismos. Los gatos son criaturas inteligentes que tienen personalidades tan diversas como sus contrapartes humanas. Aunque son capaces de aprender ordenes simples, el entrenamiento de comportamiento puede ser una tarea difícil. Tal es el caso con los gatos y los muebles. Las garras de los gatos y el cuero simplemente no van juntos. Para mantener a tus gatos fuera de los sillones quizá tengas que volverte un poco creativo.

Otras personas están leyendo

Papel aluminio

Tu gato sabe que cuando salte a tu sofá sentirá la textura lisa y fría del cuero en sus patas. Aquí es donde el elemento de sorpresa puede funcionar a tu favor. Esparce algo de papel aluminio sobre los asientos y observa qué pasa. La sensación del aluminio en conjunto con el crujido espantoso que reverbera cuando las patas tocan el aluminio puede hacerle pensar dos veces acerca de saltar de nuevo al sofá.

Rocíale agua

Si el aluminio no funciona, quizá lo haga el agua, Mantén un atomizador con agua cerca de tus sillones de cuero. En el minuto que atrapes a tu gato sobre el cuero, rocíalo un poco. El chorro de agua saliendo del atomizador asustará (sin dejar de mencionar que molestará) a tu amigo peludo. Alcanza el atomizador cada vez que veas a tu gato holgazaneando sobre el cuero. Eventualmente tu gato entenderá la indirecta y buscará un nuevo lugar para dormir.

¿Qué es ese olor?

Prueba poner una barra protectora entre tus sillones favoritos de cuero y tu gato. El uso de repelente para gatos puede hacer de tus sillones menos atractivos para un miembro felino de la familia. Los repelentes para gatos como aquellos con una base ácida de manzana sabrá y olerá de forma ofensiva para los gatos. En varios casos, todo lo que toma es una o dos dosis del desagradable aerosol sobre tus sillones para hacer que tu gato dé la vuelta y vuelva a pensar acerca de saltar sobre el sillón.

Haz algún sonido

Las campanas, silbatos, aplauso fuerte, monedas en una lata metálica o incluso dos tapaderas de olla haciendo ruido pueden ser suficientes para mantener a tu gato lejos de tus sillones de cuero. Los ruidos fuertes y repentinos pueden atrapar a tu gato con la guardia baja. Si haces el sonido cada vez que veas a tu gato merodeando tu sillón, el gato empezará a asociar el sonido con los sillones. Mantente así y tu gato aprenderá a mantenerse lejos en lugar de tener que someterse a la molestia.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles