ideas de terapia del discurso para niños

Escrito por laura latzko | Traducido por natalia pérez
ideas de terapia del discurso para niños

Hay más de un método para la terapia del habla.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

La terapia del habla se utiliza para tratar a personas con trastornos o defectos del habla y de la comunicación, especialmente los niños. Un trastorno de la fluidez se da cuando la gente duda, repite o prolonga palabras, sílabas o frases. Un trastorno de la articulación se da cuando la gente utiliza un sonido por otro u omite un sonido de una palabra. Un trastorno de la voz se da cuando alguien utiliza tonos erróneos o tiene una calidad de voz que es fuerte o dura. Terapia oral, motriz y de articulación pueden ayudar.

Otras personas están leyendo

Terapia oral y motriz

La terapia motora oral ejercita los músculos de la cara, incluyendo aquellos en los labios, la lengua y las mandíbulas. Aunque muchos ejercicios motores orales, incluyendo succionar, soplar, morder y masticar goma de mascar, no ayudan directamente con el habla, pueden ayudar a los niños que son reacios a cualquier tipo de movimientos orales. El objetivo es utilizar estos ejercicios para ayudar gradualmente a los individuos a utilizar pequeñas palabras y sílabas como "él", "me", "no" y "adiós". Este tipo de terapia del habla también puede ayudar a corregir los movimientos de la boca que causan hablar mal, y le da a alguien la práctica en el uso de sus músculos faciales para una gama de movimientos. Puedes practicar algunos ejercicios motores orales sencillos en casa. Algunos ejercicios que ayudan con el control de la respiración y la fuerza del labio implican soplar a través de una paja o una armónica. Otra actividad es un ejercicio isométrico cuya intención es fortalecer los músculos empujando contra algo. Para ello, se empieza por sacar la lengua y colocar un depresor en la punta de la lengua. A continuación, empuja la lengua contra el objeto. Haz esto de seis a ocho veces. A continuación, coloca el depresor de lengua en el lado derecho de la boca y empuja contra el, tratando de moverlo hacia el centro de la boca con el lado de la lengua. Después de eso, cambia a la parte izquierda de la boca y haz lo mismo. Durante un ejercicio de mandíbula, abre la boca y haz alguien que sostenga la mandíbula inferior abierta. Intenta cerrar la boca usando los músculos de la mandíbula, haz este ejercicio tres a cinco veces. A continuación, prueba el ejercicio al revés, comenzando con la boca cerrada y la mano de alguien bajo tu barbilla. Intenta usar sus músculos de la mandíbula para abrir la boca.

Terapia de articulación

La terapia ayuda a la articulación con la producción de sonido. Durante estos ejercicios, es importante que las personas, especialmente los niños, aprendan a utilizar la boca y la lengua para producir ciertos sonidos, como la "s" y "r". Normalmente la gente, especialmente aquellos con trastornos del habla más graves, gradualmente complejizan estos ejercicios, comenzando con la terapia oral motora. Aunque éstos se hacen a menudo con un terapeuta del habla, hay ejercicios que puedes practicar en casa para mejorar la articulación de las palabras y los sonidos. Las indicaciones verbales enseñan dónde tendrás que colocar la lengua y la boca para emitir sonidos. Las señales visuales son cuando se aprende observando a otra persona cuando habla o mirando en el espejo. Señales táctiles son una actividad cinética, como mover la mano en el brazo, mientras estás practicando la articulación de las palabras o frases. Cuando estás haciendo terapia de articulación, comienza con las sílabas y avanza hacia las palabras y frases. Durante la primera semana, práctica sílabas con las que tienes dificultad, por ejemplo, "s", diciéndola que cerca de 10 veces, dos veces al día. Para las próximas semanas, trabaja poniendo las sílabas en palabras cortas, como "vestido". Práctica palabras que tienen esta sílaba en diferentes posiciones, como al principio, mitad y final de las palabras. Trabaja hasta con 10 a 20 palabras con ciertas sílabas al principio, medio y fin, pasa a otras nuevas una vez que domines un grupo de palabras. Puedes ayudarte mirándote en el espejo cuando dices estas palabras, o haciendo que alguien más las diga, para que puedas obtener una idea de los movimientos faciales necesarios para producir sonidos. Continúa hasta usar palabras que has aprendido en oraciones, juntas o por separado.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media