Lifestyle

Actividades para niños con problemas de conducta

Escrito por annmarie keller | Traducido por alejandra medina
Actividades para niños con problemas de conducta

Los niños con problemas de conducta se benefician de las actividades físicas.

Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

Los problemas de conducta en los niños se deben a muchos factores. El trastorno de déficit de atención e hiperactividad, o TDAH, es un culpable común, aunque el abuso físico, emocional o sexual también puede ser la causa. En ciertos casos, la causa permanece desconocida. Lo que provocó el problema no es tan importante como trabajar para manejarlo. Las actividades físicas permiten que el enojo salga de manera positiva, al igual que las actividades alternativas cuando un niño experimenta una crisis de ira.

Otras personas están leyendo

Escribir un diario

Muchos niños con TDAH u otros problemas de conducta pasan momentos difíciles o no pueden expresar sus sentimientos. El niño incluso puede tener problemas para recordar lo que hace día a día, además de sentirse frustrado. Dale un diario, ya sea una libreta o un diario. Al menos una vez al día, haz que se siente y escriba lo que ha hecho y cómo se siente. Es común que las personas que no pueden expresarse verbalmente lo hagan excepcionalmente por escrito. Escribir un diario ayuda al niño a liberar energía negativa y frustración que podría salir por medio de rabietas o berrinches.

Ejercicios de respiración profunda

La respiración profunda fomenta la relajación y es una herramienta que sirve para tranquilizar o para manejar la ira y la frustración. Siéntate con el niño y pídele que cierre los ojos. Habla tranquila y relajadamente y pídele que respire hondo, que inhale suave y profundamente a través de la nariz y saque el aire por la boca. Esto puede hacerse hasta que el niño comience a relajarse físicamente. Mientras respira hondo, pide al niño que empiece a relajar partes de su cuerpo, una por una. La respiración profunda no sólo ayuda a relajarlo, sino que también es una forma de sacar la ira o las sensaciones negativas. Enséñale al niño que éste es un ejercicio que puede hacer cuando se sienta enojado o cuando sienta que las cosas están fuera de control.

Excursión al aire libre

Los niños con problemas de conducta a menudo tienen problemas para ver la belleza del mundo exterior. Llévalo a pasear a un parque estatal o llévalo a un refugio de animales. La excursión ayudará al niño a gastar su energía negativa o de enojo mientras hace algo bueno físicamente. Mientras tú y el niño están de excursión, tómate el tiempo para ver la naturaleza. Mira alrededor y señala cosas, como formaciones de rocas, una telaraña o el nido de un ave. Si hay un poco de agua, permite que el niño moje sus pies y sienta el barro o la arena entre sus dedos. Una excursión al aire libre también es una excelente oportunidad para unir a padres e hijos.

Ejercicio

Los ejercicios como saltar, hacer flexiones y trotar son fundamentales para ayudar a un niño con problemas de conducta que necesite control y relajación. La ira y la negatividad se liberan con las exigencias físicas del ejercicio. No uses el ejercicio como un castigo, ya que el niño podría enojarse cuando se lo sugieras. Simplemente explica lo benéfica que la actividad física es para el cuerpo y cómo es que hasta la mente se beneficia al mover los músculos y hacer ejercicio. Habla con el niño una vez que el ejercicio haya terminado, y pregúntale si se siente más calmado o tranquilo. Explícale que esa sensación de calma es el motivo por el cual el ejercicio es tan importante.

Invita al niño a un día de spa

Llevarlo al spa no significa un gasto enorme, e incuso puede hacerse en casa. Un masaje hace maravillas para liberar la tensión y la negatividad en un niño con problemas de conducta. Un baño en el jacuzzi con música suave de fondo es otra sugerencia para un día de spa. Incluso lavar el cabello del niño es un gesto positivo y ayuda a disipar algo de la mala energía que el niño puede sentir. Si es una niña, intenta la manicura y la pedicura, haz cumplidos sobre lo bien que se ven sus uñas o deja que se haga un nuevo peinado y hazle saber que se ve hermosa. Estos gestos simples refuerzan la autoestima y son necesarios para el crecimiento de un niño, ya sea que tenga o no problemas de conducta, pero puede ser crítico para un niño que los tiene.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media