Hogar

Cómo injertar un peral

Escrito por emma watkins | Traducido por mariana palma
Cómo injertar un peral

Para cultivar un peral idéntico a la variedad original, usa un injerto de púa.

greffes de plantes image by Jean-Michel POUGET from Fotolia.com

Existen diferentes métodos que puedes usar para injertar un peral, pero el "Sunset Western Garden Book" recomienda usar injertos de púa para árboles frutales. Precisarás una rama corta de otro peral, llamada esqueje, para que se convierta en el nuevo crecimiento. También precisas un pie de injerto (un árbol establecido) para que brinde las raíces. Comenzarás el proceso en otoño o invierno y lo terminarás en primavera.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un esqueje
  • Un pie de injerto
  • Una sierra de dientes finos
  • Tijeras de podar
  • Un cuchillo de injertar
  • Cera para injertos
  • Un hilo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Elige la fuente para el esqueje. Debe ser un peral que tenga las características que estás buscando en cuanto a floración, fructificación y forma. Observa las variedades a las que tienes acceso y elige la que más te guste. Si el árbol no está en tu jardín, pide permiso al duelo para cortar una de sus ramas.

  2. 2

    Toma el esqueje después de que el peral que vas a usar para injertar haya entrado en dormición a fines de otoño o en invierno. Corta la punta de una rama que mida 1/2 pulgada (6 mm) de espesor y tenga al menos tres yemas foliares.

  3. 3

    Coloca el esqueje en una bolsa de plástico limpia. Séllala y guárdala en el refrigerador hasta la primavera.

  4. 4

    Elige el pie de injerto. Como esta es la planta que sostendrá el nuevo crecimiento para siempre, debe estar en tu propiedad, a menos que estés injertando el peral para otra persona. Usa una planta rústica y resistente a enfermedades.

  5. 5

    Prepara el pie de injerto después de que las yemas comiencen a hincharse en primavera. Elige una rama del árbol que se encuentre a unos 4 pies (1,2 m) del suelo. Córtala y desecha la punta. Realiza un corte longitudinal en la rama, desde la mitad hacia abajo, manteniendo ambos lados unidos entre sí por debajo de la hendidura. Si la rama es lateral, realiza un corte horizontal y no perpendicular.

  6. 6

    Toma el esqueje del refrigerador. Con un cuchillo afilado de injertar, forma una cuña en el extremo del esqueje.

  7. 7

    Inserta el extremo con forma de cuña en la hendidura del pie de injerto. Puede que tengas que usar un destornillador para mantener la hendidura un poco más amplia mientras insertas el esquejes. Retira el destornillador. Si el esqueje paree flojo, ata la unión con un hilo para que este y el esqueje y el pie de injerto permanezcan en contacto.

  8. 8

    Aplica cera de injertos al pie de injerto para cubrir toda la hendidura. Además, cubre las puntas expuestas del esquejes para que no se seque.

  9. 9

    Ata una madera al esqueje para darle apoyo. Esto evitará que las aves y el viento lo rompan. Verás nuevo crecimiento en el esqueje en primavera.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media