Instrucciones para utilizar el calentador de mamaderas

Escrito por kimberly ripley | Traducido por pilar celano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Instrucciones para utilizar el calentador de mamaderas
Aprende a usar el calentador de mamaderas.

Los calentadores eléctricos para mamaderas son una de las mejores invenciones modernas. En la antigüedad, las madres agotadas debían calentar las mamaderas en ollas con agua sobre la estufa a altas horas de la madrugada. Esto dificultaba aún más las noches sin descanso y significaba que el hambriento bebé tenía que esperar más tiempo para recibir alimento.

Otras personas están leyendo

Armar el calentador

Siempre lee las instrucciones del fabricante que traen todos los artefactos eléctricos. La mayoría de los calentadores para mamaderas se arman y utilizan de la misma manera.

Comienza eligiendo un lugar seguro para colocarlo. Si bien puedes utilizarlo en cualquier lugar de la casa, es importante que lo apoyes sobre una superficie plana donde no haya riesgo de que caiga al suelo. Asegúrate de colocarlo en un lugar donde nadie vaya a tropezarse con el cable. Si bien parece un artefacto inofensivo, calienta el agua hasta temperaturas que pueden causar quemaduras si se derrama por accidente.

Llena el calentador hasta la línea indicada de acuerdo con las instrucciones. Algunos tienen tanto un cable como un interruptor para encender y apagar. Otros tienen sólo el cable.

Utilizar el calentador

Cuando sea el momento de calentar la mamadera, verifica si el agua alcanza la altura de la línea indicada. Enchúfalo o enciende el interruptor. El agua hervirá pronto y calentará la mamadera. Déjala en el calentador durante aproximadamente un minuto o el tiempo que figure en las instrucciones del fabricante.

Desconecta o apaga el interruptor y prueba el contenido de la mamadera para verificar la temperatura. Algunos lo hacen tirando unas gotas sobre el interior de la muñeca, mientras que otros optan por probarlo con la lengua.

Limpiar el calentador

Limpia tanto el interior como el exterior del calentador con un trapo húmedo y un detergente suave. También puedes hacerlo con toallas desinfectantes.

Cambia el agua del calentador todos los días.

Es recomendable limpiar el interior cada dos o tres semanas. En lugar de llenarlo con agua, hazlo con vinagre blanco. Llena hasta la misma línea que utilizas para medir la cantidad de agua. Ponlo en funcionamiento hasta que empiece a salir vapor. Tira el vinagre y enjuaga una o dos veces con agua fría.

No dejes de ver

Referencias

Recursos

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles