¿Qué hacer cuando la lente de contacto se atasca en tu párpado?

Escrito por tasos vossos | Traducido por nicolás arellano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué hacer cuando la lente de contacto se atasca en tu párpado?
Tan solo una pequeña lente puede provocar una gran frustración cuando se pierde detrás del párpado. (Comstock Images/Comstock/Getty Images)

Lidiar con lentes de contacto es algo delicado y necesitas tener manos firmes y movimientos precisos, especialmente si hay una emergencia. Una de estas ocasiones es cuando una lente se atasca debajo del párpado, lo que te puede hacer sentir incómodo, ver de modo borroso y hasta enrojecer el ojo. Si no puedes ver la posición del lente, es todavía algo más difícil, pero no imposible.

Otras personas están leyendo

Reglas básicas de higiene

Incluso si la lente atorada te está provocando ansiedad y sientes que puedes actuar de inmediato, es importante que no olvides algunas reglas básicas de higiene. Lava tus manos completamente antes de tocar el ojo y elige una habitación bien iluminada con un espejo. Si solo confías en tu sentido del tacto, es más probable que te lastimes. Concéntrate en el éxito antes de empezar con el rescate y la búsqueda de esa lente.

Determinar posición

Si sientes dolor en un área particular cuando mueves los ojos, el dolor es normalmente un buen indicador de la ubicación. Si es más general, necesitarás hacer un esfuerzo. Presiona suavemente tu párpado usando el dedo índice hasta que sientas la lente. Revisa las instrucciones de la solución limpiadora para ver si es seguro aplicarla directamente sobre el ojo. Si lo haces, ayudas a humedecer la lente seca y haces que salga más fácil.

Abajo, mantén, arriba y suelta

Usa la regla básica de "abajo, mantén, arriba y suelta" para hacer que la lente salga del párpado. Mientras el mentón está tenso, mira lo más abajo que puedas. Presiona la posición de las lentes con el índice y ten cuidado de no hacerlo muy fuerte, porque podrías provocar lesiones. Alza la vista, quita el dedo y vuelve a mirar abajo. Después de cada turno, la lente debería moverse un poco hacia abajo, lo que la acerca al área visible del ojo.

Quitar la lente

Cuando hayas podido traer la lente a una posición visible, tómala con el pulgar y el índice y quítala despacio. No uses las uñas y ten cuidado de no ir muy rápidamente. Una vez que lo hayas logrado, lava el ojo con agua y solución a fin de evitar más irritación.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles