DESCUBRIR
×

Cómo limar las uñas de los pies

Actualizado 17 abril, 2017

Si bien son fáciles de pasar por alto, tus pies necesitan cuidado y aseo en forma periódica. Debes cortar y limar las uñas de tus pies para asegurar que están sanos y que evitas las uñas encarnadas. Cada uña debe ser correctamente limada para mantener un largo seguro. Sumergir tus pies en agua caliente antes de ocuparte de las uñas facilitará mucho el proceso, especialmente si las uñas de tus pies son gruesas y resulta difícil trabajar con ellas.

Instrucciones

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images
  1. Sumerge tus pies en agua caliente o suavízalos y huméctalos con una crema de pies.

  2. Corta cada uña en la forma básica que deseas usando un cortauñas. Esto es importante si tus uñas están largas y necesitas cortar bastante cantidad antes de limarlas con facilidad. Sin embargo, tampoco las cortes demasiado cortas.

  3. Lima tus uñas, de a una por vez, usando una lima. Lima el pico, o la mitad, de la uña primero, luego lima las esquinas. No muevas la uña hacia delante y hacia atrás. Lima la uña en una dirección hasta que la uña esté lisa, pareja y con el largo apropiado.

  4. Limpia o lava cualquier polvo que haya quedado de limar tus uñas usando una toallita húmeda o toalla de papel.

Advertencias

  • No cortes ni limes tus uñas demasiado cortas. Si lo haces, puedes desarrollar uñas encarnadas.

Necesitarás

  • Agua caliente o crema para pies
  • Cortauñas
  • Lima para uñas
  • Toallita húmeda o toallas de papel