DESCUBRIR
×

Cómo hacer una limonada dulce y casera fácilmente

Actualizado 17 abril, 2017

La limonada es la bebida perfecta para el clima templado. Es dulce, ácida, fresca y refrescante. Es fácil de preparar y vale la pena el esfuerzo. El secreto para preparar una limonada siempre perfecta es comenzar el proceso haciendo un jarabe simple. Esto garantiza que todos los ingredientes se combinen de una manera uniforme y que la limonada tenga un sabor pronunciado. Si prefieres una limonada menos dulce, puedes disminuir la cantidad de azúcar o incrementar la cantidad de agua de esta receta.

Instrucciones

Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images
  1. Hierve 1 taza de agua en una cacerola pequeña. Cuando el agua hierva, retírala del fuego y añade 1 taza de azúcar. Revuelve la mezcla hasta que el azúcar se disuelva completamente. Se formará un jarabe simple.

  2. Presiona los limones sobre una superficie dura con la palma de la mano. Esto ablandará un poco las frutas, para que den más jugo. Corta los limones por la mitad. Exprímelos a mano sobre un tazón, con el lado cortado hacia arriba para que las semillas no caigan en el mismo. Como con este método no se liberará mucho jugo, puedes necesitar hasta 12 limones para producir la taza de limón que necesitas. Si prefieres, simplemente puedes usar 1 taza de jugo de limón comprado.

  3. Mezcla el jarabe simple, el jugo de limón y 4 tazas de agua en una jarra grande. Revuelve hasta que todos los ingredientes queden bien mezclados. Si prefieres, añade hierbas frescas como la albahaca, la menta o la lavanda para darle un sabor inesperado. Sírvela con hielo en un vaso alto.

Necesitarás

  • Agua
  • Azúcar
  • 10 a 12 limones
  • 1 taza de jugo de limón comprado (opcional)
  • Hielo