Cómo limpiar la energía negativa de la mala suerte de tu casa

7
Ha sido de ayuda

Limpiar la casa una vez a la semana es una tarea que mucha gente lleva a cabo. Sin embargo, las superficies brillantes y la falta de polvo no necesariamente limpian tu hogar de la energía negativa que produce la mala suerte. Las experiencias infelices, encuentros cáusticos con personas y simplemente las tareas desagradables pueden acumularse en tu hogar convirtiéndolo en un entorno negativo y no en tu santuario pacífico. Despoja a tu hogar de la mala suerte y la energía negativa usando una técnica antigua llamada "ceremonia del sahumerio". Te llevará menos tiempo que frotar los pisos y restaurará la energía positiva en tu pequeño lugar en el mundo.

John Foxx/Stockbyte/Getty Images

Necesitarás

Otras personas están leyendo

Paso 1

Encontrar los elementos que necesitas es tan fácil como dirigirte a la computadora y buscar una tienda de la Nueva Era o New Age. Se pueden comprar atados de salvia o de pasto dulce a menos de US$20. También, si bien en esta ceremonia es tradicional usar una pluma grande para dispersar el incienso, si no estás de acuerdo con usar una pluma de animal verdadera, puedes sustituirla por un abanico de papel.

Paso 2

Limpia tu casa como lo haces todas las semanas y luego reúne todos tus elementos en el centro de la habitación más grande de tu casa. Llena tu concha o recipiente con arena. Enciende un sahumerio de salvia o pasto dulce. Teniendo consciencia de la seguridad en todo momento, déjalo quemar durante un minuto aproximadamente hasta que comience a arder. Aplaca la llama en tu concha llena de arena para que el incienso comience a largar el humo.

Paso 3

Limpiar tu casa de la energía negativa de la mala suerte significa establecer tus intenciones. Formaliza tu intento creando una bendición que transmita que deseas que se vaya la negatividad y que permites que ingrese la buena suerte y lo positivo. Luego, sosteniendo el incienso con una mano y la pluma con la otra, mueve el humo hacia tu corazón, luego hacia tu cabeza y el resto de tu cuerpo mientras invocas en voz alta tu bendición.

Paso 4

Comienza a esparcir el humo de tu incienso por cada rincón de la habitación luego de haber establecido tu intención y de haberte cubierto del humo del incienso como forma de protegerte contra la negatividad al comenzar el procedimiento. Regresa al centro de la habitación y mirando hacia arriba, como si miraras al cielo, envía tu humo hacia allí; luego inclinándote cerca del piso, envía el incienso hacia abajo. Limpia los demás cuartos de tu casa de la misma manera repitiendo tu bendición contra la negatividad de la mala suerte.

Referencias

Lee este artículo

Comentarios

Más reciente