Computación y electrónica

Lo malo sobre los teléfonos celulares en la escuela

Escrito por charlie brooks | Traducido por walter f. stocco
Lo malo sobre los teléfonos celulares en la escuela

Si un estudiante tiene un teléfono celular -especialmente uno con una conexión a Internet- reduce y, en algunos casos, elimina la necesidad de comunicarse con otros estudiantes.

Michael Blann/Photodisc/Getty Images

Darle a tu niño en edad escolar un teléfono celular tiene un efecto muy positivo, es decir, que puede ponerse en contacto contigo en cualquier momento durante el día. Dicho esto, en la escuela y en particular en el aula, los teléfonos celulares presentan una serie de problemas. Como dice la editora educativa Glencoe, en una editorial de su página web, "...a pesar de que la prohibición de los teléfonos celulares en gran medida se ha eliminado, los problemas, o distracciones, de dicha tecnología sólo han aumentado". Algunos de los peores son algunos de los más comunes.

Otras personas están leyendo

Comportamiento durante la tarea

En estos días, los teléfonos celulares no sólo son utilizados para realizar llamadas. Además de enviar mensajes de texto, algunos "teléfonos inteligentes", como el iPhone de Apple, el BlackBerry y aquellos con tecnología "Android", poseen capacidades de correo electrónico y de Internet completos. Los estudiantes que traen estos teléfonos celulares al aula pueden utilizar con discreción cualquiera o todas estas características para distraerse de la tarea en cuestión, lo que minimiza su exposición a los planes de estudio y a las actividades asignadas.

Las distracciones de toda la clase

Un solo teléfono celular tiene el potencial no sólo para hacer que un estudiante se distraiga de la tarea, sino en algunos casos, que toda la clase lo haga. Los medios más básicos por los cuales esto sucede es cuando un celular suena durante la mitad de la clase, desviando la atención de los estudiantes hacia el ruido alarmante. Un estudiante con dicho aparato también puede animar a otros a participar en el juego en su teléfono o a compartir información que aparezca en Internet.

Trampa

Los estudiantes pueden tomar ventaja de las capacidades de Internet de los teléfonos celulares "no sólo para acceder a la información y a los juegos que los distraen completamente de sus tareas, sino también para buscar respuestas a las preguntas de las pruebas y de los exámenes para los que no han estudiado. Tener una conexión a Internet del tamaño de la palma puede dar a los estudiantes la oportunidad de hacer trampa con discreción, de modo que los maestros deben hacer que los estudiantes entreguen los teléfonos celulares antes de la entrega de los paquetes de pruebas o exámenes y de las hojas con respuestas.

Comportamiento antisocial

Si un estudiante tiene un teléfono celular, especialmente uno con una conexión a Internet, reduce y, en algunos casos, elimina la necesidad de comunicarse con otros estudiantes, profesores y personal en el momento presente de la jornada escolar, ya sea para el grupo de proyectos, para la escuela de negocios o simplemente en los períodos sociales designados. En lugar de hacer una lluvia de ideas en colaboración con su pareja, por ejemplo, un estudiante con un teléfono celular optará por consultar a su navegador web para obtener ideas para usarlas en clase.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media