Cómo mantener adecuadamente una bañera de hidromasaje

4
Ha sido de ayuda

Tener una bañera de hidromasaje en tu casa significa que puedes tener una experiencia de spa todos los días de la semana. Sin embargo, a diferencia de acudir a un spa, debes limpiar después de usarlo y mantener el equipo. Si bien hay ciertos procedimientos necesarios para el mantenimiento de tu bañera de hidromasaje, no son nada difíciles de realizar. El uso y mantenimiento adecuado asegurarán que puedas disfrutar de tu bañera durante muchos años.

Girl in hot whirlpool image by Arkady Chubykin from Fotolia.com

Otras personas están leyendo

Paso 1

Determina tu uso. Si utilizas tu bañera de forma regular, entonces necesitarás darle mantenimiento y una limpieza mensual regular. Si usarás la bañera de vez en cuando, realizar tareas de mantenimiento cada tres o cuatro meses será suficiente.

Paso 2

Ajusta las perillas del control de aire. Si tu bañera tiene esta característica, asegúrate de que estén cerradas.

Paso 3

Llena la bañera. Llénala lo suficientemente como para que supere por aproximadamente dos pulgadas (5 cm) los chorros más altos. Esta agua no tiene que estar caliente, pero será más eficaz si al menos está tibia.

Paso 4

Añade una solución de limpieza. Añade dos cucharadas de detergente para lavavajillas a la tina de agua. El detergente puede ser el que usas normalmente en el lavavajillas. Ya sea polvo o líquido, funcionará.

Paso 5

Enciende la bañera de hidromasaje. Enciende los chorros de la bañera y deja que funcione durante 15 a 20 minutos. Esto permite que toda el agua jabonosa fluya a través de sistema de tuberías de la bañera para limpiar cualquier residuo de las cañerías.

Paso 6

Drena y enjuaga. Permite que la bañera se drene normalmente, enjuaga la tina hacia fuera y después límpiala con un limpiador no abrasivo.

Paso 7

Usa cloro en la próxima limpieza. Añade 1/2 taza de blanqueador regular al agua al limpiar la tina la próxima vez.

Paso 8

Evita los jabones de alta espuma. Cuando uses tu bañera de hidromasaje, no utilices sales de baño, sales minerales o baños de burbujas. El uso de jabones demasiado espumosos no es recomendable. Las sales y jabones pueden causar residuos que se acumulan en el sistema de tuberías de la bañera. Cuando el agua fresca y limpia corre a través de las líneas que tienen este residuo, vuelve de nuevo a la bañera, contaminando tu agua potable.

Lee este artículo

Comentarios

Más reciente