DESCUBRIR
×

Cómo mantener la comida caliente mientras la transportas

Actualizado 21 febrero, 2017

Ya sea a mitad del verano o al final del invierno, hay ocasiones durante todo el año para llevar comidas calientes a picnics y fiestas. Mantener una lasaña o una cazuela caliente puede ser todo un reto si tienes que conducir a través del pueblo hasta tu destino. Si tienes que llevar un plato caliente a un evento o a un acontecimiento hay unos cuantos consejos que puedes seguir para que llegue fresco, totalmente caliente y listo para comer cuando se sirva.

Instrucciones

Michael Blann/Digital Vision/Getty Images
  1. Cocina tu plato en un recipiente de cristal ya que el cristal es mejor aislador que el metal. Envuelve tres ladrillos en papel de aluminio y cocínalos en el horno junto con tu plato. Retira el plato y los ladrillos con cuidado del horno. Cubre la olla con un plástico firme o una tapa de cristal o envuélvelo en papel de aluminio si no tienes una tapa que encaje con la olla.

  2. Envuelve el plato en el recipiente de cristal con tu comida caliente en dos o tres capas de paños de algodón.

  3. Pon los ladrillos envueltos en papel de aluminio en la parte de abajo de la bolsa refrigeradora para transportar la comida. Coloca el plato sobre los ladrillos. Cierra el refrigerador, colócalo en el suelo de tu coche y conduce hasta tu destino. Mantén el plato dentro del refrigerador cerrado hasta que estés listo para servirlo.

Necesitarás

  • Un recipiente de cristal
  • Papel de aluminio
  • Paños
  • Un refrigerador