Lifestyle

Partes del cuerpo de las hormigas

Escrito por ann lapan | Traducido por karen angelica malagon espinosa
Partes del cuerpo de las hormigas

Aunque son pequeñas, las hormigas cuentan con partes corporales complejas.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Las hormigas pueden parecer criaturas simples, pero son capaces de realizar tareas complejas como trabajar o cargar objetos grandes. Aunque las distintas especies tienen una apariencia diferente entre sí, existen muchas similitudes entre todas ellas que te pueden ayudar a entender mejor a estos pequeños insectos.

Otras personas están leyendo

Área de la cabeza

La cabeza de una hormiga es redonda y alargada. En ella, se pueden encontrar dos ojos. El tamaño del ojo varía entre las especies de hormigas aunque son compuestos o tienen muchas lentes. Algunas especies también cuentan con tres manchas pequeñas en la parte superior de sus cabezas que actúan como algo extra parecido a sus ojos. Estas manchas conocidas como ocelos pueden detectar la luz. Las mandíbulas también se encuentran en la cabeza de la hormiga. Estas parecen protuberancias que se arquean desde la boca de la hormiga y las pueden usar como manos, lo que les permite realizar una variedad de tareas, entre ellas la de morder. Tienen dos antenas y cada una ayuda a que la hormiga busque por medio de los sentidos del olfato, del tacto y del gusto y cada una tiene una unión en el medio que se puede doblar. Al igual que todas las partes de su cuerpo, la cabeza está cubierta de una capa protectora conocida como exoesqueleto. Además de proteger a la hormiga, el exoesqueleto también evita la pérdida de agua y da apoyo al cuerpo como el esqueleto de cualquier mamífero.

Parte superior del cuerpo

La parte superior del cuerpo de una hormiga también se conoce como región de mesosoma. Esta región contiene tanto el tórax como la parte superior de abdomen, que están fusionadas. La parte superior del cuerpo de la hormiga es muy delgada y muscular y estos músculos trabajan para fortalecer las series de tres patas. La región del mesosoma está muy unida a la parte baja del cuerpo por una articulación conocida como el peciolo que permite que la hormiga se doble y se enderece. Algunas especies de hormigas también cuentan con un peciolo o una segunda unión que se puede encontrar después del peciolo.

Parte inferior del cuerpo

La parte inferior del cuerpo de una hormiga se conoce como la región gastor en la que se encuentra el bulbo y a menudo es más oscura que el resto del cuerpo de la hormiga. Es aquí donde los órganos internos como el corazón y el tracto digestivo se encuentran debajo de la protección del exoesqueleto. Justo en la punta del gastor, algunas hormigas tienen un aguijón pequeño o una abertura a través de lo cual pueden rociar ácido. Puede que otras hormigas no cuenten con estas defensas.

Patas

Todas las hormigas tienen tres series de patas desde la región del mesosoma. Cada pata tiene tres uniones y está cubierta de pequeños cabellos. Estos cabellos ayudan a que la hormiga se asee y le ayudan a sentir el mundo que la rodea. Las patas también tienen uñas pequeñas al final, lo que permite que las hormigas se muevan con rapidez o escalen.

Alas

Al verlas naturalmente, parece que no tienen alas. Esto se debe a que las típicas hormigas trabajadoras, por lo general las hembras, no nacen con ellas. Sin embargo, tanto las hormigas reinas, que son mucho más grandes que el resto de la colonia, como las hormigas macho las tienen desde la región del mesosoma. Las alas de la hormiga reina a menudo son arrancadas después de haberse apareado.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media