Cómo hacer pechugas de pollo rellenas con mozzarella y albahaca

Escrito por ehow contributor | Traducido por barbara obregon
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer pechugas de pollo rellenas con mozzarella y albahaca
Cocina esta receta para impresionar a tu familia. (pollo al horno image by Ramon Grosso from Fotolia.com)

Grandes pechos de pollo pueden ser cortadas y acompañadas con cualquier número de rellenos, esta técnica sorprendente es fácil de dominar. Esta receta utiliza queso fresco muzzarella y albahaca. Ve los consejos para obtener más ideas de relleno. Esta receta rinde cuatro porciones.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 8 a 10 hojas de albahaca
  • Espátulas
  • 4 cucharadas de aceite vegetal
  • Tablas de cortar
  • Sartenes
  • Mondadientes
  • Cuchillos de chef
  • 4 rodajas gruesas de queso fresco muzzarella
  • Sal y pimienta
  • 4 pechugas de pollo grandes con piel
  • Sal y pimienta

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Reúne los ingredientes y, ¡a cocinar!

  1. 1

    Calienta el horno a 400 grados F (204,4° C).

  2. 2

    Envuelve cada rebanada de queso con dos hojas de albahaca.

  3. 3

    Corta el bolsillo en cada pechuga. Empieza colocando las pechugas con la piel hacia abajo en la tabla de cortar.

  4. 4

    Utiliza un cuchillo afilado para cortar dos solapas superpuestas en la parte inferior de la pechuga. Córtala de manera que se asemeje a una cartera tríptica, con dos aletas opuestas. La tapa superior debe superponerse completamente a la inferior.

  5. 5

    Coloca los pedazos de queso muzzarella y albahaca en el interior de cada pechuga, debajo de las solapas, y dobla las aletas en su lugar. Asegura la tapa superior con dos o tres mondadientes.

  6. 6

    Condimenta el exterior de cada pechuga con sal y pimienta.

  7. 7

    Calienta una sartén grande para horno a fuego medio alto.

  8. 8

    Agrega el aceite cuando la sartén esté caliente, agítala para cubrir el fondo, y agrega cada pechuga con la piel hacia abajo. El pollo debe chisporrotear suavemente cuando toque la sartén; si salpica, la sartén está demasiado caliente. Si no chisporrotea en absoluto, está demasiado fría.

  9. 9

    Cocina hasta que la piel vuelva dorada y luego voltea las pechugas y coloca la sartén en el horno.

  10. 10

    Cocina unos 10 minutos hasta que el pollo esté completamente cocido, o hasta que la parte más profunda alcanza los 155 grados F (68° C).

  11. 11

    Retira los palillos y deja que las pechugas reposen unos minutos antes de servir.

Consejos y advertencias

  • Cuanto más grande sea la pechuga, más fácil será rellenarla. Usa pechugas con piel, preferentemente aquellas con el hueso del ala primera intacta. Corta las costillas y todos los otros huesos.
  • Prueba un relleno tradicional de pan, verduras cocidas, diferentes quesos o carnes cocinadas. También puedes incluir la albahaca y el queso con una loncha de jamón. Para un relleno picante, prueba pepperoni picado o salami con queso. O saltea unas setas picadas y el ajo silvestre para usar como relleno. Sea cual sea el relleno que utilices, sin embargo, tienes que precocerlo.
  • Los rellenos sueltos también se pueden colocar entre la piel y la carne. Haz una pequeña abertura entre la piel y la carne, y trata de no separar la piel alrededor de los bordes.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles