DESCUBRIR
×
Loading ...

Cómo pedirle a una amiga que sea la madrina

Actualizado 17 abril, 2017

Los deberes de un padrino comienzan temprano en la historia del catolicismo, cuando un nuevo candidato para la fe ha sido presentado a la comunidad como espiritualmente preparado para recibir los sacramentos. Hoy en día, el papel de los padrinos en la vida de un niño sigue siendo ofrecerle una guía espiritual y actuar en última instancia como patrocinador para el sacramento de la confirmación. Pedirle a un amigo cumplir con este deber no es una petición a la ligera, ya que el papel inviste a esta persona con la responsabilidad espiritual para tu hijo.

Instrucciones

George Doyle/Stockbyte/Getty Images
  1. Lee los requisitos canónicos católicos de cuáles son las cualidades que una persona necesita para ser un padrino y qué cualidades pueden descalificar a una persona para serlo. Estos se enumeran en la referencia abajo indicada, "El papel del padrino". La persona debe ser un católico bautizado, haber recibido la Eucaristía y estar Confirmado. Algunas de estas disposiciones son que la persona debe tener al menos 16 años de edad, vivir de acuerdo con la ley de la Iglesia y ser un miembro activo de la misma.

    Loading ...
  2. Elige a alguien que califique como un candidato adecuado para ser el padrino de tu hijo. Esta persona tendrá que estar presente en el bautismo de tu hijo y más tarde en la vida del niño para la primera comunión y la confirmación. Esta persona idealmente debe ser alguien a quien tu hijo pueda acudir para cuestiones relativas a la religión católica y quien crees que actuará como un modelo positivo de la religión católica.

  3. Contacta tu parroquia para averiguar cuál es la disponibilidad del sacerdote para el bautismo de tu hijo. Esto es para que puedas dar a tu amigo un plazo para cuando esperas que tu hijo nazca, incluyendo cuando el diácono o sacerdote de tu parroquia esté disponible para realizar el bautismo de tu hijo. Necesitas asegurarte de que tu amigo estará disponible para asistir al mismo.

  4. Pídele a tu amigo ser el padrino de tu hijo en un estilo que se adapte a tu amistad. Podrías invitar a tu amigo a almorzar, cenar o a un café en un restaurante o en tu casa. O simplemente puedes llamarlo o por correo electrónico preguntarle. Cómo decidas pedir a la persona depende de la formalidad de tu relación.

  5. Asegúrate de que tu amigo sabe que aceptar el papel de padrino para tu hijo es un compromiso que abarca décadas de su vida.

Loading ...
Loading ...