¿Si te perforaste el ombligo una vez, puedes hacerlo de nuevo luego de que haya cicatrizado?

Escrito por ann jones | Traducido por analia moranchel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Si te perforaste el ombligo una vez, puedes hacerlo de nuevo luego de que haya cicatrizado?
A veces se pueden volver a perforar los ombligos a través del tejido cicatricial de la anterior perforación. (OLYMPUS DIGITAL CAMERA image by Ann-Christin Reinholz from Fotolia.com)

La perforación a través del tejido cicatricial es posible, aunque puede ser un poco incómoda. Las cicatrices son bastante resistentes, lo que significa que empujar una aguja a través de ellas puede ser difícil. Sin embargo, un profesional certificado por la Asociación de profesionales del piercing posee la capacidad y entrenamiento para minimizar la molestia y hacer que el accesorio se acomode de manera correcta en un ombligo vuelto a perforar.

Otras personas están leyendo

Procedimiento de perforación de ombligo

Marcar la ubicación donde estará el adorno ocupa la mayor parte del tiempo en la sala de perforación. El profesional utilizará una regla para medir tu ombligo para los adornos apropiados. Hará una marca por encima y por debajo de tu ombligo para indicar la entrada y salida de la aguja. Te acostarás sobre una mesa de examen como la de un consultorio médico y el profesional pellizcará el colgajo de piel que perforará entre un par de pinzas llamados fórceps de Pennington. Te pedirá que inhales y en la exhalación empujará la aguja. Esto tomará sólo unos segundos. Cuando él quite la aguja, empujará hacia adentro el adorno.

Accesorios apropiados para ombligo

Una barra curva es el adorno más común que se utiliza en un piercing de ombligo. Este tipo de accesorios consisten en una barra con perlas que se desenroscan de ambos extremos. Su largo puede ser de hasta 1/2 pulgada (1,25 cm) y estará determinado por la anatomía individual. El profesional insertará una barra un poco más larga en la perforación inicial para permitir la inflamación. Una vez que haya sanado, podrá insertar una barra más corta para permitir un ajuste ceñido. El material más común es de acero inoxidable quirúrgico, aunque también se pueden utilizar titanio y niobio. El calibre más común es de 12 o 14. El 12 es ligeramente más grueso. Según BMEzine.com, cuando se perfora a través de tejido cicatricial, un calibre más grueso puede ayudar a prevenir el rechazo.

Cuidados y tiempo de sanación

El tiempo de cicatrización de la perforación de ombligo varía ampliamente y puede tomar más tiempo si eres perforado a través de una cicatriz. Generalmente tarda entre cuatro meses y un año para que una nueva perforación sane por completo. La limpieza y los diligentes cuidados posteriores pueden acelerar considerablemente el tiempo de curación. La Asociación de profesionales el piercing recomienda remojar diariamente las perforaciones en una solución de 1/4 cucharadita de sal de mar no yodada y 1 taza de agua embotellada. Inclínate hacia adelante, coloca tu ombligo en una taza desechable de medicina llena de la solución y luego recuéstate durante 10 minutos. Después de hacerlo, lava la perforación con un jabón antibacteriano o antimicrobiano sin perfume y seca con un papel absorbente limpio.

Suavizar una cicatriz

Es posible suavizar una cicatriz con una crema de reducción de cicatrices o aceite de vitamina E. Durante un mes antes de volver a perforarte el ombligo, utiliza uno de estos productos y masajéalo sobre la cicatriz por dos minutos o según las instrucciones del paquete. Esto puede ayudar a romper las fibras de colágeno de tu perforación anterior y hará que atravesar la aguja sea más sencillo.

Posibles problemas con las perforaciones

Una perforación es una herida punzante y cualquier herida de este tipo puede infectarse. La fuente más común de infección son las manos sucias. Mantén tus manos lejos de tu perforación a menos que la estés limpiando y siempre lávate primero las manos con jabón antibacteriano. Mientras que algo de irritación, enrojecimiento e hinchazón son normales, una perforación roja e inflamada caliente al tacto o que supure puede estar infectada. Si crees que tienes una infección, visita a tu médico o profesional inmediatamente. Si experimentas fiebre y escalofríos, ve directamente a la sala de emergencias.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles