Cómo hacer que tu perro mantenga su cono puesto después de castrarlo

Escrito por amy l. gouger | Traducido por ana clara rodríguez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer que tu perro mantenga su cono puesto después de castrarlo
Tu perro probablemente pasará el día recuperándose después de haber sido castrado. (dog image by Michal Tudek from Fotolia.com)

Después de que hayan castrado a tu perro, necesitarás cuidarlo para que no se lama o muerda sus suturas. Los veterinarios recomiendan un aparato de plástico en forma de cono que se llama collar Isabelino (Collar-I) para evitar que tu perro alcance sus heridas. Asegurar y mantener el collar mantendrá el cono incluso en los perros activos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Collar isabelino
  • Gasa
  • Collar

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Compra un collar isabelino si tu veterinario no te dio uno. Ve a una farmacia y compra gasa adicional.

  2. 2

    Coloca el collar isabelino alrededor del cuello de tu perro. Desliza la lengüeta a través de la ranura, dejando lugar para dos dedos. El collar no debe caer sobre la cabeza de tu perro. Un collar muy apretado molestará al perro y lo incitará más a tratar de quitárselo. Ata la gasa fuertemente alrededor de la parte inferior del collar isabelino.

  3. 3

    Ajusta el collar si es necesario. Los primeros días chocará con muebles y con las paredes; esto pasará mientras se acostumbra. Hasta los perros más bulliciosos pueden manejarlo. Quizás necesites quitarle el collar cuando come. Quítale el collar solo cuando puedas observar a tu mascota.

  4. 4

    Cambia la gasa a diario. En los casos de perros activos, envuelve la gasa alrededor de su collar varias veces y ata la gasa en la parte de atrás de su cuello. Si el collar del perro entra en la lengüeta del collar isabelino, puedes enlazar el collar a través de él. Entonces, coloca la combinación de collares en el perro apretando su collar. También puedes usar la gasa alrededor de las lengüetas, envuélvelas alrededor del collar y átalas con un moño.

  5. 5

    Mantén a tu perro con el collar puesto por el tiempo que especificó el veterinario. Los perros deben usar el collar isabelino, generalmente, por lo menos siete días.

Consejos y advertencias

  • No ates la gasa muy apretada porque puedes ahorcar al animal.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles