Cómo tratar una torcedura de tobillo en un perro

Escrito por jack s. waverly | Traducido por ehow contributor

Los perros se pueden torcer los tobillos tan fácilmente como los humanos. Esto sucede más a menudo en perros viejos o muy activos. Una torcedura puede ser provocada por caer mal sobre el pie, caer con mucha fuerza o por recibir un golpe que cause desequilibrio repentino. Saber cómo tratar a un perro con una torcedura de tobillo es importante para ayudarlo a sanar rápida y adecuadamente.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Determina si la lesión es una torcedura. Observa la forma en que camina o se para tu perro. Si el perro evita usar la pata, pero puede caminar sobre ella, entonces es una torcedura. Si el perro arrastra la pata o el pie, entonces podría tener un hueso roto. Revisa si tiene inflamaciones, moretones, puntos rojos o signos de daño físico. Estas señales pueden indicar daño en los ligamentos o músculos.

  2. 2

    Prepara un paquete de hielo. Envuelve cubos de hielo en una toalla; luego envuelve dicha toalla sobre el tobillo, sin apretar mucho. Mantén el área envuelta por 20 minutos. Mantén al perro quieto durante este tiempo. Ésto ayudará a desinflamar el área. Repite este proceso seis veces al día hasta que el veterinario te indique lo contrario.

  3. 3

    Lleva a tu perro con el veterinario. La única forma de asegurar un tratamiento adecuado para la torcedura es llevando a tu perro con el veterinario para que confirme la lesión. Si es una torcedura, el doctor puede prescribir antibióticos para aliviar el dolor mientras se cura la lesión. Si la herida es seria, es posible inmovilizar con una vendaje el área para evitar más daños.

  4. 4

    Entre las visitas al veterinario, mantén al perro en la casa y quieto. Ésto será por unas dos semanas. En este tiempo, evita que el perro se excite, salte o brinque sobre objetos. Mantén a los niños, si tienes, lejos del perro cuando jueguen; también debes evitar que se mueva con rapidez pues los perros no siempre piensan antes de moverse bruscamente.

  5. 5

    Limita sus actividades hasta que se cure el tobillo. Paséalo sólo para que vaya al baño. Evita juegos bruscos o físicos durante este tiempo, pues podrías exacerbar la herida. Evita que brinque sobre la gente o muebles y los juegos rudos. Usa este tiempo para pasar momentos tranquilos tanto como puedas. Limita las veces que el perro suba o baje escaleras, pues el peso sobre el tobillo podría empeorar la herida o retrasar la curación.

  6. 6

    Haz una segunda visita al veterinario incluso si parece que el tobillo se ha curado o si el perro actúa como si no le doliese. Los perros pueden ocultar el dolor. También es posible que el músculo o el tejido estén debilitados, esto particularmente en perros viejos. Habla con tu veterinario si la torcedura no ha sanado o mejorado durante este tiempo, pues podría ser un síntoma de algo peor.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media