Comida

Cómo planear un menú semanal para un postoperatorio de cirugía bariátrica

Escrito por juliet wilkinson | Traducido por martín giovana
Cómo planear un menú semanal para un postoperatorio de cirugía bariátrica

Tu estómago es ahora del tamaño de una nuez y por eso el tamaño de las porciones va a cambiar.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

La cirugía bariátrica es un término general que abarca cirugías de pérdida de peso que incluyen bypass gástrico y banda gástrica. La obtención de nutrientes esenciales, como proteínas y vitaminas, es un reto después de la cirugía. Mientras que un estómago normal puede contener aproximadamente 4 tazas de comida, el bypass gástrico lo reduce a aproximadamente 1 cda. de alimentos. Planificar menús semanales puede ayudarte a obtener los nutrientes necesarios después de la cirugía. Por cerca de 12 semanas después de la operación, necesitarás una dieta especial progresando desde líquidos a alimentos regulares.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. 1

    Habla de tu dieta con tu cirujano. Cada recomendación del cirujano puede variar un poco y seguir las instrucciones de la dieta es vital para tu recuperación. Una guía básica incluye dos o tres semanas de líquidos o purés seguidos por alimentos blandos por otras dos o cuatro semanas. Realiza tu menú semanal dependiente de la etapa en la que estás permitido.

  2. 2

    Aprende sobre tus nuevos tamaños de porciones e incorpóralas a seis comidas diarias, mientras las planeas. Un completo menú semanal para después de la cirugía bariátrica incluye 42 comidas. Romper viejos hábitos en el supermercado puede suponer un reto cuando se aprende lo poco que se puede comer en una sentada.

  3. 3

    Elige alimentos ricos en proteínas con alto contenido de vitaminas y minerales para las opciones de comida. Evita los alimentos como pasta, verduras crudas y carnes que pueden inducir el vómito o dolor después de la cirugía. Tu cirugía limita la cantidad que puedes comer, haz que lo que comas cuente.

    Líquidos y purés

  1. 1

    Planifica el menú semanal alrededor de nutrientes líquidos y alimentos en puré, mientras estés en esta etapa. Durante las primeras dos o tres semanas una ración de alimentos líquidos o en puré es de aproximadamente 3 oz (85 g).

  2. 2

    Incluye caldo, jugo sin azúcar y leche en tus planes de alimentación para líquidos. Evita las grasas, el azúcar, los carbohidratos y las bebidas carbonatadas, ya que te llenarán más rápido sin suministrar la nutrición necesaria.

  3. 3

    Compra en la sección infantil de la tienda de comestibles, los alimentos en frascos para bebés proporcionan una gran cantidad de opciones de purés saludables, incluyendo purés ricos en vitaminas y nutrientes de carne, frutas y verduras.

    Comidas suaves

  1. 1

    Planea comidas nutritivas con alimentos blandos mientras estés restringido a esta categoría. En la tienda, compra los alimentos que requieren poca o ninguna masticación al tragar.

  2. 2

    Incorpora pescado molido, frijoles cocidos y claras de huevo para la curación de proteína después de la cirugía. El yogur y frutas suaves, tales como puré de papas, son una fuente de vitaminas y minerales como el calcio y se deben agregar a tu plan semanal de comidas.

  3. 3

    Ten en cuenta los tamaños de las porciones en la tienda de comestibles. Si un artículo está en venta, como las papas, puedes comprar una bolsa y dividirlas en porciones semanales en tu casa. Haz puré de frutas y verduras por adelantado y refrigera en porciones individuales en recipientes herméticos para una mayor comodidad.

    Comidas regulares

  1. 1

    Añade alimentos regulares a tu plan de alimentación lentamente y sólo después de la aprobación del médico. La mayoría de las dietas gástricas progresarán a estos alimentos dentro de unos tres meses.

  2. 2

    Comienza planificando las comidas diarias para la semana alrededor de las fuentes de proteínas como carnes molidas finamente y frijoles. Cocina las verduras crudas para reducir el dolor incómodo de la digestión.

  3. 3

    Añade granos enteros a la dieta lentamente. Algunas personas tienen dificultad para comer alimentos secos como el pan o las galletas después de la cirugía. Haz planes para añadir una ración de cereales, tales como avena cocida, a tus comidas a base de proteínas a medida que tu estómago las tolere.

Consejos y advertencias

  • Trata de beber 8 vasos de agua durante el día para mantenerte hidratado, pero no bebas antes de una comida, ya que vas a llenar su estómago (Ref 3).
  • Comunícate con tu médico si tienes vómito o diarrea, te sientes excesivamente cansado o si estás sudando o con mareos.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media