Cómo plantar la Schefflera

Escrito por joyce starr | Traducido por walter f. stocco
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo plantar la Schefflera
Schefflera actionophylla schefflera

La mayoría de la gente probablemente conozca a las scheffleras por su apodo, "Árbol de paraguas" o "Árbol de paraguas enano". La más grande es la schefflera actinophylla schefflera y la versión más pequeña es la arboricola schefflera. En las regiones subtropicales y tropicales del país, el actinophylla schefflera se ha convertido en una molestia, adueñándose de las áreas donde las plantas nativas solían prosperar. Ambas especies de Schefflera crecen bien al ser plantadas fuera de estas regiones más cálidas, y la arboricola schefflera también funciona como una planta de interior resistente. Las especies más grandes de schefflera crecen bien cuando se plantan en contenedores. Estas son plantas resistentes que son fáciles de cultivar, ya sea adentro o afuera.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una schefflera
  • Mezcla para macetas
  • Un contenedor
  • Fertilizante soluble en agua
  • Estiércol
  • Una pala
  • Fertilizante 6-6-6

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Plantar una schefflera en el exterior

  1. 1

    Selecciona un lugar para plantar tu schefflera para que reciba pleno sol o luz solar parcial. Estas plantas no tienen necesidades particulares de requerimientos de suelo. Ambas especies requieren el mismo entorno. La actionophylla schefflera puede crecer hasta una altura de 20 pies (6,1 m), de modo que selecciona un área que le de a la planta lugar para crecer. Cuanto más pequeña es la Schefflera arborícola, más puede ser tratada como lo harías con cualquier otro arbusto en lo que se refiere a la ubicación.

  2. 2

    Cava un agujero dos veces tan grande como el recipiente que contiene la schefflera. Mejora el suelo con estiércol trabajando con él en el suelo existente.

  3. 3

    Planta tu schefflera en el agujero a la misma altura en la que estaba en el contenedor. No la plantes más profunda de lo que originalmente lo hiciste en el recipiente.

  4. 4

    Llena el hoyo con tierra y pisa el suelo con firmeza alrededor de la schefflera para eliminar las bolsas de aire que puedan quedar en el mismo.

  5. 5

    Riega la Schefflera bien una vez que esté plantada. Estas son bastante tolerantes a la sequía una vez que se han establecido y no tienes que regarlas continuamente. Fertiliza tu schefflera trimestralmente con un fertilizante de uso múltiple, tal como una variedad 6-6-6.

  6. 6

    Poda tu schefflera para que sea más completa si deseas más de una o dos ramas. Después de que tu schefflera haya alcanzado la altura de aproximadamente 4 pies (1,22 m), poda cada rama que te gustaría que se ramifique cortando el extremo. En todas las partes que la cortes, debe producir dos a tres ramas más. Evita podarla si existe la posibilidad de una helada.

    Plantar una schefflera en un contenedor

  1. 1

    Elige un recipiente lo suficientemente grande como para albergar adecuadamente tu planta schefflera. Ten en cuenta que la planta está creciendo, por lo que tendrás un contenedor que es varios tamaños más grande que el que conseguiste. Por ejemplo, si la planta fue adquirida en un recipiente de 1 galón (3,8 l), trasplántala en un recipiente de 3 galones (11,36 l). Asegúrate de que el recipiente tenga un agujero de drenaje en la parte inferior del mismo.

  2. 2

    Llena el recipiente con una mezcla para macetas en lugar de una tierra. También puedes utilizar una mezcla de tierra que tenga fertilizantes en la misma que se liberen con el tiempo, si lo deseas.

  3. 3

    Cava un hoyo en el suelo en el centro del contenedor. Coloca la schefflera en el agujero a la misma altura que estaba en el contenedor original. Firmemente presiona el suelo hacia abajo alrededor de la planta.

  4. 4

    Riega bien tu schefflera y colócala en un área donde reciba luz brillante. Siente el suelo para ver si está seco y riégala de nuevo cuando se seque, aproximadamente una vez a la semana.

  5. 5

    Fertiliza tu schefflera con un fertilizante soluble en agua cada tres a cuatro semanas. A medida que crezca, poda las ramas secas. Poda los extremos de todas las ramas, a medida que se hace más grande, para mantener su tamaño bajo control en el contenedor. Puesto que es una planta que crece bien en dicho recipiente, sólo tendrás que podarla de vez en cuando.

Consejos y advertencias

  • La mezcla de tierra drena mejor que la tierra para macetas. Esta última tiene la tendencia a retener el agua y las raíces pueden pudrirse.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles