Cómo podar un ligustro para darle forma

Escrito por serena styles Google | Traducido por mariana palma
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo podar un ligustro para darle forma
La poda de Ligustrum requiere mantenimiento regular (Thinkstock/Comstock/Getty Images)

El ligustro es una especie de rápido crecimiento, usada a menudo para hacer diseños ornamentales mediante poda. El Ligustrum japonicum es la variedad más comúnmente cultivada, pero cualquier especie de ligustro puede ser podada. Para darle forma a un ligustro del tamaño de un árbol, debes primero decidir el diseño y luego esculpirlo cuidadosamente. Los ligustros soportan podas severas, permitiéndote eliminar toda la cantidad necesaria de ramas de una sola vez, lo que lo hace un candidato ideal para aprender a crear formas con los árboles.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Tijeras de podar

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Elimina la mayor parte de las ramas, dándole la forma deseada al ligustro, en una primera pasada y usando tijeras de podar. Corta las ramas que estén muertas o enfermas. Elimina los brotes de la base de la planta, conocidos como chupones. Observa la forma desde lejos y desde varios ángulos antes de concluir esta pasada para asegurarte de no saltearte nada. Por ejemplo, si estás esculpiendo un árbol, córtalo en forma esférica. Esto crea la forma básica para que lo trabajes, creando un marco para tu ligustro esculpido.

  2. 2

    En una segunda pasada, dale al árbol la forma deseada usando la tijera de podar. Siguiendo el ejemplo previo de la forma esférica, suaviza la esfera en la segunda pasada, eliminando ángulos y ramas sobresalientes.

  3. 3

    Párate lejos del árbol y determina qué cambios quieres hacer en tu tercera y final pasada con las tijeras de podar. Realiza los cambios y ve observando el árbol desde lejos después de cada corte para ver la nueva forma. Continúa este proceso hasta obtener la apariencia deseada.

  4. 4

    Corta las ramas largas y las hojas que sobresale cuando el nuevo crecimiento afecte la forma o una vez cada dos a cuatro semanas. Realiza los cambios deseados durante las podas de retoque, alterando la forma si lo deseas. Basándote en el ejemplo de la esfera, se puede agregar una cara durante una poda de mantenimiento o la forma puede cambiarse a un óvalo.

Consejos y advertencias

  • Usa tijeras bien afiladas cada vez que podes el ligustro. Las hojas desafiladas crean heridas desparejas y hacen que la sanación sea más difícil. El mantenimiento regular requiere que la tijera sea afilada una vez cada cinco a diez podas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles