Cómo poner en buen estado una casa antigua

Escrito por katherine spiers | Traducido por mike tazenda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail

Debajo del encanto, está la necesidad de mejoras

Cómo poner en buen estado una casa antigua
Las casas de estilo artesanal de principios del siglo XX tienen el encanto de una época pasada. (Siri Stafford/Lifesize/Getty Images)

Conseguir un contratista no es la solución a todos tus problemas en cualquier proyectos, debes aprender sobre el tema antes de conseguir un contratista que te ayude.

— Chip Wade, contratista y estrella de HGTV.

Algunos compradores desean construcciones nuevas o casi nuevas porque son relativamente más sencillas de gestionar. En los modelos de casas más nuevas, todo, desde la plomería al techo está probablemente en regla y funciona a la perfección, y si la casa es adquirida antes de que la construcción finalice, el dueño nuevo puede incluso ser capaz de personalizar algunos de los acabados y accesorios para obtener precisamente lo que desea. pero incluso aunque esta ruta implica algunos dolores de cabeza, muchas personas aún desean el encanto, la historia y los detalles de una casa más antigua, incluso si tienen que invertir más trabajo y tiempo.

Un adagio de los bienes raíces dice que los dueños gastan al menos US$20.000 en mejoras y toques especiales para la casa durante el primer año. Ese dinero se gasta con mayor velocidad cuando la casa es antigua y tiene varios problemas que requieren de atención. Cuando compras una casa antigua, decidir cómo priorizar esos US$20.000 puede ser difícil.

Rob Kallick, un agente de bienes raíces de Los Angeles que también gestiona el popular blog de bienes raíces y diseños takesunset.com, aconseja reservar el dinero para lo más básico, áreas problemáticas que con frecuencia aparecen en las casas antiguas. "Si compras una casa que necesita grandes renovaciones, necesitarás postergar los extras y gastar el dinero en lo básico, como reparar el techo, la plomería y el sistema eléctrico", explica.

Chip Wade, dueño de la firma de construcción y diseño WadeBuilt LLC, y que aparece en su rol de contratista en los programas "Curb Appeal" y "Designed to Sell" de HGTV, tiene un enfoque ligeramente distinto, uno que puede ser bueno en el largo plazo.

"Debes comenzar con la eficiencia energética. Siempre recomiendo llevar a cabo una auditoría energética para ver exactamente qué es lo que necesita reemplazarse", dice Wade.

Este paso se puede llevar a cabo al momento de realizar una oferta en la casa, del mismo modo en que se realiza una inspección estándar. "Esta inspección incluye a la construcción y una auditoría energética antes de concretar la venta, y puede darte confianza en lo que ofertas, conociendo con mayor certeza en qué necesitarás gastar", añade Wade.

Aunque el estado de una casa antigua puede depender enormemente en el trabajo que hayan hecho los dueños anteriores, "en general, cuanto más antigua la casa, más trabajo va a necesitar", explica Kallick. "Una casa antigua puede tener problemas con el sistema eléctrico, la plomería, el techo, termitas, problemas ambientales, estructurales, etc.".

Además, las casas de distintas épocas a veces tienen problemas específicos de ese período.

Aunque la construcción realizó un gran salto en su nivel de sofisticación y tecnología unos 100 años atrás, algunos elementos utilizados a principios del año 1900 están desactualizado, e incluso son peligrosos hoy día. "A principios del siglo, las prácticas de la construcción se inclinaron por más estructuras enmarcadas de madera, y los molinos de madera estaban agotando rápidamente la madera para la construcción. Desafortunadamente, con frecuencia la madera no se secaba correctamente antes de su uso", explica Wade. "El resultado es que esta madera 'verde' se deforma con el tiempo a medida que se seca, causando que las estructuras se retuerzan y se muevan".

Los sistemas eléctricos más antiguos, a veces hechos con cables de aluminio, no están equipados para soportar la presión de las casas modernas y de nuestros 'hambrientos artefactos'", añade.

Otras cosas que debes revisar en una construcción antigua son los materiales de la plomería (el acero fue popular durante un tiempo, pero se oxida relativamente fácil", los vidrios sin aislar ("actualizar estos vidrios puede ser el mayor ahorro de energía que realices", dice Wade), y materiales como pinturas con plomo y asbestos que ahora se consideran inseguros.

Como la mayoría de las personas no puede realizar la remodelación de una casa por sí mismos, conseguir a un contratista es normalmente una necesidad. Querrás asegurarte que el contratista tenga experiencia con el tipo de casa en particular, después de todo, has comprado la casa para vivir en esa construcción histórica. Tanto Wade como Kallick recomiendan sin excepción conseguir un contratista cuyos trabajos incluyan experiencia previa con el mismo tipo de casa que posees. También querrás asegurarte que todos los elementos, desde materiales a medidas, se acuerden por escrito antes de que el proyecto comience.

Aún así, no te fíes por completo en el contratista y en su equipo. Aprende todo lo que puedas sobre el proyecto. Wade explica "cuando consigues un contratista, él debe tener un portafolios de proyectos que imite directamente el proyecto que quieres que haga para ti. Pero como con cualquier proyecto, debes aprender antes de conseguir un contratista para ayudarte. Usa Internet y libros de códigos de edificación para familiarizarte antes de que alguien que quiere hacer negocios contigo te 'explique' las cosas. Tener un contratista no es una solución fácil para todos tus problemas".

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles