Cómo preparar alimentos saludables con bajo presupuesto

Escrito por kristen may | Traducido por mariela rebelo
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo preparar alimentos saludables con bajo presupuesto
Los vegetales y las frutas son la columna vertebral de una dieta sana. (Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images)

Si bien preparar alimentos sanos con bajo presupuesto requiere más tiempo que descongelar comidas hechas, te recompensa comiendo más sanamente. Los alimentos convenientes están llenos de grasas, sal y otros elementos poco saludables. Afortunadamente, los componentes de una dieta saludable, incluyendo los granos, legumbres y frutas frescas y vegetales no son tan caros como creías, especialmente si sabes cómo comprar. Y el dinero que gastes en salud lo podrás ahorrar.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Compra un buen cuchillo y una buena tabla, si aún no los tienes. Los alimentos enteros son menos costosos que aquellos que ya vienen cortados o rebanados. Un cuchillo afilado y una tabla para cortar hacen la tarea más fácil.

  2. 2

    Compra granos y almidones para que sean la base de tus comidas. El arroz blanco, el integral, las lentejas, papas, pastas y quinoa son algunos de los almidones populares. Compra al por mayor en la tienda.

  3. 3

    Lee el aviso de tu tienda y dale prioridad a los elementos en oferta de la semana. La mayoría tienen una lista de los precios regulares y los de oferta, así que puedes comparar y buscar los que tengan al menos un 25 por ciento de descuento.

  4. 4

    Compra frutas frescas para comer como bocadillos a lo largo del día, ya que son mucho más sanas que las patatas fritas, galletas y golosinas. Elige las frutas de estación para ahorrar dinero. Por ejemplo, compra duraznos y frutillas en el verano, manzanas en otoño y cítricos en invierno. Los plátanos son baratos todo el año.

  5. 5

    Elige vegetales de estación para usar como parte principal de tus comidas. Las verduras de hoja verde y las de la familia del brócoli son de primavera y otoño, mientras que los tomates, pimientos y calabazas son de verano. Compra vegetales congelados en el invierno. Intenta evitar los enlatados y compra variedad sin sal agregada.

  6. 6

    Elige comidas que requieran almidón y vegetales principalmente, con sólo un poco de carne para saborizar. Los estofados y sopas, salteados y pastas son ideales para el presupuesto. Intenta evitar servir un gran trozo de carne por porción.

  7. 7

    Sustituye la carne por vegetales cuando sea posible. Los porotos son muy baratos y puedes prepararlos de antemano, ya que necesitan remojo antes de la cocción, pero luego no requieren mucho tiempo.

  8. 8

    Cocina porciones grandes de recetas que se puedan congelar. Las sopas y estofados son dos ejemplos. Tener comidas congeladas te ayudará a ahorrar dinero en comidas rápidas, que en general no son saludables.

  9. 9

    Haz sándwiches de mantequilla de maní en lugar de carne. Los cortes fríos tienden a ser muy caros por kilo, y acabarán con tu presupuesto mucho más rápido que si usas mantequilla de maní. Si debes usar carne, cocina y corta para ahorrar dinero.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles