Hogar

Problemas con las neveras Amana

Escrito por denise sullivan | Traducido por andrómeda diamond
Problemas con las neveras Amana

Nevera Amana.

note on the refrigerator iii image by Mykola Velychko from Fotolia.com

Las neveras Amana son conocidas por su calidad y fiabilidad, pero incluso estas se descomponen de vez en cuando. Los técnicos pueden ser muy costosos y a menudo cobran una tarifa mínima por sustituir una pequeña parte. Saber cómo solucionar problemas de tu nevera puede reducir el número de llamadas de servicio que tengas que hacer.

Otras personas están leyendo

Fuga de agua

Si ves agua goteando de tu nevera Amana, asegúrate de que no haya restos en la bandeja de drenaje que causen desborde. Para las neveras que tienen una máquina de hielo, revisa el punto en donde la manguera de agua se conecta a la unidad que produce hielo en busca de fugas. Si el extremo de la manguera se rompe o se ve frágil, reemplázala y observa el área para ver si continúa la fuga. Cuando el agua se esté acumulando en el estante inferior dentro de la nevera, mira a los lados del interior para ver si el agua está corriendo abajo del congelador. Esto suele indicar que la nevera no está nivelada.

La nevera no tiene electricidad

Abre la puerta y observa la luz interior primero, para asegurarte que la nevera esté recibiendo electricidad. Si la luz no se enciende, asegúrate de que no necesites una nueva bombilla, y luego revisa el cable de alimentación de la nevera en busca de daños. Ve al panel eléctrico de la casa y busca un interruptor automático que pueda haber saltado o un fusible quemado. Si todo se ve bien, prueba la toma de corriente interior conectando otro aparato y encendiéndolo. Llama a un electricista si tienes problemas con el sistema eléctrico de tu casa. Trabajar con electricidad puede ser muy peligroso y no debe ser intentado por los que no tienen experiencia.

La nevera no enfría adecuadamente

Revisa la configuración de la nevera para asegurarte de que la temperatura es correcta. Si es así, y la nevera sigue sin funcionar, gira la perilla hasta la posición más fría. Espera alrededor de una hora, y escuche el sonido del compresor. Si escuchas que se enciende después de realizar este ajuste, el termostato de la nevera o el sensor de temperatura puede estar defectuoso. Si el compresor está funcionando, pero la temperatura interior sigue sin bajar, puede que la nevera no esté recibiendo suficiente flujo de aire. Quita la nevera y limpia las bobinas del condensador en la parte posterior con un cepillo macizo o con una aspiradora. Al poner la nevera en su lugar, deja 3 (7,62 cm) o más pulgadas de espacio entre la nevera y la pared o los armarios detrás de ella para asegurarte de que exista suficiente ventilación.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media