Cómo puedes congelar la berenjena

Escrito por kim p. alden | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo puedes congelar la berenjena
(Cris DeRaud - stock.xchng)

Es posible congelar las berenjenas, y debes hacerlo si las quieres preservar frescas por más de unos pocos días. Las berenjenas son usadas en algunas recetas particularmente sabrosas de variadas culturas. Son versátiles y se las puede simplemente freir o usarlas para hacer una elaborada musaka. Desgraciadamente, no se conservan frescas por mucho tiempo en la nevera, como máximo 14 días. La única forma en la que las puedes almacenar es congelarlas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Berenjenas frescas y maduras, Jugo de limón fresco o embotellado, Un cuchillo de cocina, Un pelador de verdura, Una tabla para picar, Bolsas o recipientes para congelador, Papel para congelador, Agua hirviendo, Agua helada, Un recipiente grande

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Elige las berenjenas que estén bien maduras. Puedes chequear su madurez apretando la verdura firmemente con tu dedo pulgar o índice. Si está madura, la piel cederá un poco y volverá a su lugar cuando dejes de hacer presión. Si la piel no cede todavía no ha terminado de madurar. Si cede, pero no vuelve a su lugar, quiere decir que está demasiado madura.

  2. 2

    Para preparar las berenjenas, peladas o no, comienza por lavarlas. Corta ambos extremos, y corta el resto en rebanadas de 1/3 o 1/2 pulgada. No esperes demasiado antes de seguir con el segundo paso porque comenzarán a ponerse amarronadas.

  3. 3

    Si las echas en agua hirviendo para escaldarlas evitarás que pierdan su color. Coloca las rodajas en agua hirviendo. Agrega 1/2 taza de jugo de limón fresco o embotellado. Déjalas en el agua por 4 minutos.

  4. 4

    Retira las rodajas y colócalas en agua helada hasta que se hayan enfriado por completo, unos 5 minutos.

  5. 5

    Escúrrelas y sécalas. Coloca papel para congelador entre las rodajas y luego ponlas dentro de las bolsas o recipientes para congelador. Las recomendaciones de los expertos varían en cuanto al tiempo en que las puedes conservar. La mayoría sugiere de 6 a 9 meses en un congelador común y aun más en un congelador profundo.

Consejos y advertencias

  • Puedes ponerles pan rallado antes de congelarlas si deseas tenerlas listas para freir. No hay necesidad de descongelarlas antes de freirlas. Otra forma maravillosa de congelarlas luego de haberlas escaldado es ponerlas en un recipiente apto para horno o microonda con el resto de los ingredientes para hacer berenjenas parmesanas, musaka o cualquier otra receta que las tenga como ingrediente. Coloca ese recipiente, firmemente tapado, en el congelador.
  • Nunca congeles una berenjena entera. Debes cortarla en rodajas para hacerlo. Se ponen marrones muy rápidamente después de cortarlas, así que planea congelar las que puedas preparar antes de que pierdan el color. Asegúrate de que los recipientes para congelar que vas a usar tengan tapas ajustadas y soporten la humedad.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles