Receta casera de champú para bebés

Escrito por rebecca miller | Traducido por paula ximena cassiraga
Receta casera de champú para bebés

Muchos padres están preocupados por los químicos que usan en los productos comerciales para bebés.

Muchos padres están preocupados por los químicos que usan en los productos comerciales para bebés. Estudios recientes, como aquellos que han aparecido en el Periódico de la Academia Americana de Pediatría, han hecho que los padres se pregunten cómo pueden hacer sus propios productos para bebés. Hacer tu propio champú no es realmente una labor tan intensa como podrías pensar. En realidad, es bastante simple y puede que hasta te diviertas haciéndolo.

Otras personas están leyendo

Ingredientes que necesitarás

Primero, debes decidir cuán "casero" quieres que sea. Si realmente quieres empezar de cero, necesitarás ingredientes como manteca vegetal y lejía. Pero eso requiere un poco más de habilidades y precauciones al tratar y medir la lejía, especialmente para piel delicada de los bebés. Las recetas más populares y fáciles de hacer comienzan con una base de copos de jabón puro. El jabón de castilla funciona muy bien y es conocido por sus habilidades de limpieza naturales y suaves. Este jabón se hace a partir de aceites vegetales puros, principalmente aceite de oliva, en oposición a las grasas animales. Suele no tener esencias, por lo que necesitarás un agradable aceite puro, si quieres que tu champú tenga fragancia. El aceite es también un delicado humectante para el cuero cabelludo de tu bebé. La lavanda es una buena elección para lo bebes, porque es segura y tiene un efecto calmante. También necesitarás agua destilada. Los demás tipos de agua, incluso el agua pura de manantial, tienen rastros de minerales.

Receta

12 onzas (400 ml) de agua destilada 4 cucharadas de copos de jabón de castilla (o virutas de una barra de jabón de castilla) 1 a 2 gotas de aceite esencial de lavanda Hierve el agua destilada y deja que se enfríe por aproximadamente 10 minutos. Vierte el agua en un bol de vidrio y agrega los copos de jabón, permitiendo que se disuelvan mientras revuelves. Luego, agrega el aceite de lavanda y sigue revolviendo hasta que todo esté integrado. Viértelo cuidadosamente en una botella exprimible o que tenga un dispensador para un uso más fácil al bañar a tu bebé. Guarda el champú en un lugar frío y seco y agita gentilmente la botella antes de usarlo. Una vez que te acostumbres a hacer tu propio champú para bebés, puedes comenzar a experimentar agregando té de manzanilla o hierbas al agua hervida, mientras se enfría.

Recordatorios importantes

Todos los ingredientes son lo suficientemente suaves incluso para un recién nacido, pero siempre es mejor hacer una prueba en la piel, en caso de que tu bebé tenga la piel muy sensible. Frota un poco del champú terminado en el interior de su brazo y espera al menos 48 horas para ver si hay una reacción. Tu champú casero para bebés no se verá ni se sentirá como un champú comercial. Tendrá menor consistencia, no hará espuma, ni será jabonoso. Los ingredientes jabonosos usados en los champúes comerciales no son necesarios. Sólo necesitas una cantidad del tamaño de una moneda de diez centavos de este champú natural o un poco más, si quieres usarlo en tu propio cabello. Este champú limpiará el pelo tan bien como aquellos que son caros, pero está hecho especialmente por ti para tu bebé, sin químicos innecesarios o que podrían ser dañinos.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media