Estilo

Receta para elaborar jabón de lejía en frío a la antigua

Escrito por sarah barnes | Traducido por ehow contributor
Receta para elaborar jabón de lejía en frío a la antigua

Jupiterimages/Pixland/Getty Images

Este es el jabón de las abuelas. El jabón de lejía, procesado en frío y a la antigua es simple, natural y suave para tu piel. Además, puedes personalizarlo con los perfumes y colores que te gusten. El proceso para elaborar este jabón no es para gente delicada, requiere bastante trabajo manual y las barras de jabón deben curarse, o reposar, durante aproximadamente un mes antes de que puedan usarse. Sin embargo, si quieres enfrentar el desafío, elaborar tus propias barras de jabón es increíblemente satisfactorio y puedes usar tus jabones para hacer regalos originales y personalizados.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Guantes de goma
  • 3 recipientes resistentes a las altas temperaturas, pequeño, mediano y grande
  • 14 oz. (413,98 mililitros) de agua destilada
  • 5 oz. (147,85 mililitros) de lejía en polvo o líquida
  • 2 termómetros para elaborar jabón
  • 40 oz. (1182,80 mililitros) de aceite de oliva
  • Cuchara de madera o de metal
  • Una batidora (opcional)
  • Esencias y tintes (opcional)
  • Moldes para jabón
  • Toallas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Colócate los guantes de goma, tienen que ser grandes y resistentes, para proteger tus valiosas manos. Aunque el jabón casero es natural e inofensivo, durante el proceso de su elaboración existe el peligro de serias lesiones si la lejía entra en contacto con tu piel.

  2. 2

    Añade 14 oz. (413,98 mililitros) de agua en un recipiente pequeño resistente a las altas temperaturas. Debe poder soportar temperaturas de hasta 200 grados F (93,33 grados C). Vierte lentamente 5 oz. (147,85 mililitros) de lejía en el agua. Revuelve hasta que la lejía se haya disuelto por completo.

  3. 3

    Coloca un termómetro en la mezcla de lejía y deja el recipiente aparte. Puedes usar un termómetro para caramelo, solo asegúrate de que lo usarás solamente para elaborar jabón en adelante, y nunca más para cocinar. La lejía nunca debe entrar en tu boca.

  4. 4

    Vierte 40 oz. (1182,80 mililitros) de aceite de oliva en un recipiente mediano. Llena un recipiente grande con agua caliente hasta la mitad y coloca el recipiente mediano adentro para calentar el aceite. Coloca otro termómetro en el aceite.

  5. 5

    Controla la temperatura del aceite y de la mezcla de lejía. Hay que mezclarlas cuando alcancen la misma temperatura de aproximadamente 100 grados F (37,77 grados C).

  6. 6

    Lentamente, vierte la mezcla de lejía en el aceite mientras revuelves enérgicamente, una vez que ambos elementos hayan alcanzado la temperatura de 100 grados F (37,77 grados C). Aquí es donde se produce la transformación: el aceite ácido y la lejía alcalina se combinan para producir una sustancia limpiadora neutral. Tu profesor de química de la escuela secundaria se sentiría orgulloso.

  7. 7

    Sigue revolviendo hasta que se produzca la saponificación. Ponla a prueba rociando un poco de la mezcla de tu cuchara sobre la superficie del líquido. Si el material que rocías flota durante un segundo antes de hundirse, estás listo para el paso siguiente. Este proceso puede llevar hasta una hora si revuelves manualmente. Por eso, si no has estado ejercitando tus brazos, aceléralo con una batidora y evita agotar tus músculos.

  8. 8

    Añade los ingredientes que quieras incluir en tu jabón, como las esencias y los colores. En esta parte puedes lucir tus habilidades artesanales y personalizar el proyecto. Sé creativo. Revuelve para mezclar los ingredientes de una manera uniforme.

  9. 9

    Vierte el jabón en los moldes. Cúbrelos con las tapas o con un pedazo de cartón y envuélvelos en una toalla para aislarlos. Deja que el jabón se endurezca durante 18 a 36 horas. Intenta no dejar muchas huellas digitales sobre el jabón cuando lo toques para ver si se endureció.

  10. 10

    Retira el jabón de los moldes y córtalo en barras si es necesario. Coloca las barras en una estante para que se sequen y deja que se curen durante aproximadamente cuatro semanas. Dalos vuelta una vez por semana. La espera es la parte más difícil, pero los resultados harán que valga la pena.

Consejos y advertencias

  • En la elaboración de jabón en frío hay varias reacciones químicas que pueden ser peligrosas. Siempre usa guantes de goma y protección ocular.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media