DESCUBRIR
×

Remedio para los puntos calientes de un perro

Actualizado 21 febrero, 2017

La irritación en la piel de tu perro puede desarrollar un punto caliente en caso de que lama o muerda el área. Las mordidas de pulgas, las garrapatas y las alergias se encuentran entre las causas de la irritación inicial provocando que el perro se muerda y se rasque para sentir alivio. Por desgracia, sus esfuerzos a menudo empeoran la situación, lo que resulta en una irritación dolorosa que se puede infectar. Los remedios para los puntos calientes pueden incluir tratamiento en casa y tratamiento en la veterinaria.

Comstock/Comstock/Getty Images

Limpieza

El primer paso en el tratamiento de puntos calientes es limpiar la herida y posiblemente quitar el pelo que rodea la irritación. Si ésta es pequeña puedes intentar limpiarla en casa con un champú para perro de venta libre que contenga colorexidina. Una solución de yodo como la Betadina es otra opción para limpiarla. Si la irritación es grande es posible que el veterinario tenga que sedar al perro, ya que los puntos calientes son muy dolorosos.

Remedios caseros

La página en Internet EarthClinic.com recomienda remojar sobres de té negro en agua caliente durante uno o dos minutos antes de quitarlos y dejar que se enfríen. Cuando estén fríos los puedes aplicar directamente en uno de los puntos calientes limpios y pegarlos en su lugar. Vuelve a aplicar los sobres de té hasta seis veces al día. También sugiere aplicar de vez en cuando algunas compresas para calmar y aliviar el dolor.

Remedios veterinarios

Los remedios profesionales para el tratamiento de puntos calientes pueden incluir la aplicación tópica de una crema de esteroides o de un antibiótico. Además, tu veterinario puede prescribir un corticosteroide oral para la comezón o antibióticos orales para alguna infección secundaria a causa del trauma del punto caliente. Para evitar la formación de futuros puntos calientes, tu veterinario puede ordenar pruebas para determinar la causa de la irritación inicial.

Restricción

Evitar que tu perro se muerda o se rasque la piel irritada puede ser difícil. Algunos dueños de mascotas encuentran que el uso de un cuello isabelino es bueno para evitar que el perro empeore la irritación. Este tipo de collar es un anillo rígido de plástico que rodea el cuello del perro y se extiende en forma de cono alrededor de su cara.

Prevención y solución

Con los puntos calientes el mejor remedio puede ser la prevención. Reduce la probabilidad de que desarrolle esta condición dolorosa secándolo muy bien después de bañarlo, y cepíllalo, en especial durante la temporada de muda de pelo para eliminar el exceso y matar las células cutáneas que pueden crear un ambiente húmedo a un lado de la piel de tu perro. Trata a tu perro contra las pulgas y revísalo con regularidad para descubrir los puntos calientes en una etapa temprana.